domingo, 18 de julio de 2010

Mi Embajada en Wellington (Take two)

Merece la pena ampliar un poco el contexto de las relaciones políticas de mi Embajada en Wellington.

De hecho la importancia de nuestros intercambios con la perfecta organización por los servicios diplomático institucionales, tanto de la 1ª Visita de Estado de unos Monarcas españoles a Nueva Zelanda, del
17 al 22 de junio de 1988 como de la visita Oficial del Príncipe de Asturias en junio de 1990, crearon un caldo de cultivo que yo no hice mas que beneficiarme de él. De hecho, también, el climax de nuestras excelente relaciones bilaterales, culminado en 1991 con el cierre por parte del Gobierno neo-zelandes y por motivos presupuestarios, de sus Embajadas en Lisboa y Atenas, y la apertura de Madrid, esperando la reciprocidad española, que la carencia de visión y cicatería de nuestro gobierno no supieron corresponder, al menos durante mi estancia como Embajador de España en aquel país, denota la particular atención con que el gobierno neo-zelandes consideraba ya la importancia de sus relaciones con España.

Por otra parte, las visitas oficiales a España del primer Ministro y del de Asuntos Exteriores y hasta de la Gobernadora General, amplió el clima de mutuo entendimiento lo que se reflejó en diversos intercambios de nuestros Ministerios de Agricultura, con especial énfasis en el ganado ovino y posteriores derivaciones en tema tan importante como la construcción y venta por España de aviones CASA, elevó el rango de nuestras relaciones a niveles nunca sospechados en épocas anteriores.

Ahora bien, como es natural, el conjunto de las relaciones bilaterales, que yo fui testigo en mi época de Embajador en esas islas afortunadas, tuvo un momentum destacado, como fue la creación en la Universidad de Auckalnd, en 1990 y como consecuencia de la 1ª actividad de SAR el Príncipe de Asturias en su viaje Oficial al pacifico Sur, con la anuencia de la Casa Real, representada por Jose Joaquin Puig de la Bellacasa Secretario General en la Zarzuela, y del Ministerio de Exteriores, por el Subsecretario Chencho Arias, Catedra, inaugurada oficialmente por el Ministro de Cutlura Jordi Sole Tura y la Gobernadora General de Nueva Zelanda en el verano de 1991 con lo que se pretendía hacer una amplia plataforma al máximo nivel institucional para la penetración de la lengua y la cultura españolas en todos los países del Pacifico Sur y especialmente en los de la Melanesia, así como del gran continente que es Australia, clave en todas nuestras relaciones en el Océano Pacifico Sur.

1 comentario:

  1. Qué interesantes estas publicaciones sobre tu experiencia diplomática. Has sido un "viajero" privilegiado y de ello se desprende el atractivo de estas narraciones.

    ResponderEliminar