martes, 9 de octubre de 2012

¡Murcia que hermosa eres.... tu huerta no tiene igual!






Este título es solo una parte de un verso, de la celebre Zarzuela "La Parranda" que es un canto a Murcia y a todos los valores que posee y comparte, como una "no man's land" o simplemente como un Reino fronterizo, a lo largo de toda su historia. Pero como los hechos cientificamente hay que probarlos con datos fehacientes, aquí van unos pocos datos/pruebas, que demuestran, (repito, como hay que hacer con los experimentos, en las Ciencias) la calidad pionera de la esencia mas intima del murciano, que es su intensa y amplia creatividad...y aquí van, repito "once again", unos pocos datos comprobatorios: desde el gran místico murciano Ibn Arabí, en el siglo XII, quien todavía tiene - si no la ha destruido la cruel, interminable y fraticida guerra - una Madrassa en Damasco, hasta la invención del Cantón de Cartagena, activo solo seis meses, entre 1873 y 1874 y cuyo origen fue motivado por el hecho de que la centralista Iª Republica, imperiosamente enviaba a los jovenes hijos de los cartageneros a hacer las Guerra en Cuba y Filipinas.

Pero además esta tierra de "La Parranda" ha sido la gran PIONERA, entre otras muchas cosas, de la importante Politica interncional, en el Siglo XVII, al negociar y terminar con las Guerras de religión, el murciano de Algezares, una pequeña pedanía en medio de la huerta, don Diego de Saavedra y Fajardo, con los Tratados de Westphalia y de Münster de 1648, y en los procesos de las profundas e intensas reformas del Estado y de las Indias, por el conde de Flordiablanca en el XVIII, sin olvidar que otro murciano, el sefardita cartagenero Isaac Peral, en el XIX quien crea y experimenta el Submarino y recordando, también que la invención del Autogiro, en el siglo XX, en Verdolay junto a la ciudad de Murcia, fue obra exclusiva del también murciano Juan de la Cierva..... y lo que seguirá haciendo este Reino de Murcia, pluricultural, multietnico, tolerante y especialmente dotado para la asimilación, la integración y las necesidades presentes y al parecer futuras, de un mundo en el que los valores ecologicos están siendo ya algo esencialmente perentorio y significativo.

Y hay mucho mas que decir, pero como dije que no escribía mas sobre.......escribo sobre mi Murcia y me quedo mucho mas sereno y bastante mas brioso para seguir afrontando, con razón, experiencia, serenidad y tolerancia, todos los muchos frentes que los"azahares" de la vida nos vaya presentando, en este ignoto y siempre expectante cambio de milenio, pero sin perder núnca la ESPERANZA, que es una de las bases esenciales de "La Parranda" del Reino de Murcia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario