viernes, 26 de julio de 2013

Resulta increible que el conductor del Alvia, en un tramo peligroso, sobrepase en mas de un 200% la velocidad establecida.


    ¿Porque? ¿Es que el conductor es un demente? ¿Es que se trata de un criminal asesino de mas de 80 personas? ¿Es posible que pudiendo establecerese un sistema automatico de conducción del AVE, que se hubieran activado, automaticamente, los frenos, se deje al "albur" de un esquizofrenico criminal la conducción de un tren, con mas de 200 pasejeros?

    ¿¿¿Hasta cuando vamos a tener que esperar los españoles para que se haga justicia???

    Sencillamente no lo entiendo.

     Como no entiendo, tampoco, muchas de las cosas incomprensibles que ocurren, hoy en día en el Reino de Las Españas.

     Esperemos que algun día, tenga yo mayor lucidez, para poder comprender.... tanto incomprensible, y entender..... tantas cosas que NO TIENEN EXPLICACIÓN como este inexplicable descarrilamiento del Alvia a Santiago de Compostela. a mas de 190 kilometros por ahora, precisamente en una vía en la que, segun dice la prensa francesa de hoy, "citando a El País" en el tramo en el que descarriló el Alvia "era una vía antigua que no fue construida especialmente para el paso de los trenes de Alta Velocidad, como se requiere "para no tener que proceder a nuevas expropiaciones".

    Si esto es cierto, como puede serlo, pues ademas de la alta y desmesuarada velocidad se ve, en el video del desarrilamiento, como la maquina choca materialmente con el muro del lateral derecho, el que debería haber sido construido.... algo mas lejano a la via..... ¡¡¡pero hubiera requerido quizás mas expropiaciones!!! Esto dice Le Monde de hoy, citando al País.

    Esto es lo que falló quizás, un factor humano, por un exceso de velocidad IMCOMPRENSIBLE, y una via de ferrocarril mal trazada, tambien INCOMPRENSIBLE, y unos frenos que no lo han hecho automaticamente, tambien INCOMPRENSIBLE como en estos casos deberían haberlo hecho.

    ¡¡¡que Dios nos ayude a todos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario