lunes, 26 de agosto de 2013

Comienza, en profundidad, la era de la Descolonización en la ONU, con la creación del Comité de los 24 en 1961.


   Del mismo modo como me lo había descrito el Embajador Aznar, a poco de mi llegada, pude ir comprobando en la Biblioteca de la ONU que el periodo entre la XV Asamblea General, y mas en concreto desde el 14 de diciembre de 1960 fecha en la que se había adoptado la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, y el inicio de la Asamblea General numero XVI, el tercer lunes del mes de septiembre de 1964, que mucho se habia pensado, concebido y fermentado sobre el tema de la Descolonización, que sin duda estaba ya convertido en la Filosofía profunda y en la clara politica ejecutiva de las Naciones Unidas, en esta segunda fase o en este segundo decenio, desde su fundación en San Francisco en 1945.

    Vamos a verlo con cierto detalle.

    El hecho es que la votación por la totalida de los Miembros de la ONU en 1960 de la Resolución 1514 (XV) con la abstención de solo 8 de los grandes Imperios coloniales del mundo, entre los que no era de extrañar que se encontraran Ingalterra, los Estados Unidos, Portugal, España y Belgica, "among others", hizo remover las aguas profundas, en la ONU, del sentimiento descolonizador y especialmente su puesta en práctica, con la creación en los finales de la XVI Asamblea General, en 1961, del también llamado Comité de los 24 que está integrado ahora, por 29 Estados miembros de la ONU y encabezado por Ecuador, con Cuba y Sierra Leona como vicepresidentes y Siria en el puesto de relator.

    El Comité tiene a su cargo la situación de los 16 territorios no autónomos, según la terminología de la ONU, que son "todavía" las Islas Malvinas, Anguila, Bermuda, Islas Caimán, Turcas y Caicos y Vírgenes Británicas, Monserrat, Santa Elena, Gibraltar y Pitcairn, todos bajo control del Reino Unido.

    Ya hemos llegado a donde el Embajador Aznar quería que yo llegara, en aquellos años muy cercanos al Comité de los 24, y en especial a la inclusión del territorio de Gibraltar en la lista de los paises o territorios no autonomos. Gibraltar se encuentra dentro de la lista de territorios no autponomos del citado Comité al que teníamos todos, en mis años de la ONU, mas temor que al mismisimo "belcebú".

    Los comienzos de la verdadera descolonización ocurrieron en los años 60'. De hecho en 1945, cuando se fundó la Organización de las Naciones Unidas, existían más de 80 territorios no autónomos bajo régimen colonial, en los que vivían 750 millones de personas, lo que representaba una tercera parte de la población mundial. Hoy como hemos visto solo quedan 16 territorios no autonómos, y todos bajo el control de Inglaterra. Muy curioso ¿verdad?

    Pero volvamos a mis "recuerdos". Aquel año de 1964 fue para mi y para mi SM. toda una experiencia imborrable. Nos preparamos, de un modo tan cordial como anticipativo a la inauguración, el tercer lunes del mes de septiembre, como siempre cuando tiene lugar la ceremonia inaugural de la Asanblea General, a quella a la que ibamos a asisitir era la nº XIX y hasta el momento, ya se han celebrado LXIX periodos de sesiones y el próximo a inagurarse en el 2014 será el 69º

    Yo aprendí, y muy bien por cierto, de mis compañeros Pedro Temboury y Carlos Longoria que La Asamblea General ocupa un lugar central, como principal órgano deliberativo, de formulación de políticas y representativo de las Naciones Unidas. La Asamblea está hoy integrada por los 193 Estados Miembros y proporciona un foro para el debate multilateral de toda la gama de cuestiones internacionales que abarca la Carta. La Asamblea celebra, en forma intensiva, un período ordinario de sesiones cada año, de septiembre a diciembre, o durante más tiempo si fuese necesario.

   En aquella ocasión ocurrieron las siguientes cosas dignas de mención:  

    1º En diciembre de 1966 el Consejo de Ministros en Madrid acordó preparar la Conferencia Constitucional para la Independencia de Guinea Ecuatorial. El 30 de octubre de 1967 se inauguró dicha Conferencia.

    2º El que fue ministro de Asuntos Exteriores entre 1957 y 1969, Fernando María Castiella, comenzó a formar un equipo, en Madrid, con Ramón Sedó, Fernando Olivié, Gabriel Mañueco, Eduardo Ibañez, así como con Gabriel Cañadas y Marcelino Oreja, en su propio Gabiente y José María Moro y Emilio Martín, a los que tenía en la sección de Personal y en la OID, (Oficina de Información Diplomática) para ir "controlando" la información de lo que se iba "fraguando" y creando. Estos dos últimos, habían ido con Castiella al frente de Rusia con la Divisón Azul, pero tenían en el fondo de sus almas, un deseo de libertad y de concordia, poco comunes en aquellos momentos de ferrea dictadura. Ambos también habian estado con Castiella en la Emhajda en Lima y aquella cerca de la Santa Sede. Pero con todo ese grupo de "liberales descolonizadores" Castillea pudo sobretodo impulsar, desde Madrid, con la eficaz ayuda de Manuel Fraga, tanto la idea de la descolonziación de Guinea Ecuatorial, como la confección de un libro rojo, sobre la descolonización de Gibraltar. De hecho Castiella con el Embajador Lequerica en la ONU, comenzaron a preparar "el ataque" al Comité de los 24, con el apoyo en el Libro Rojo, sobre el contencioso de Gibraltar, sostenido en las recientes Resoluciones de la ONU en relación a la Descolonización, que hemos citado anteriormente, aplicando el texto de la Resolución 1514 (XV) y al ya tan citado, en su momento, Comité de los 24.

    3º Finalmente, en la Asamblea General de la ONU de 1964, se inrodujo el tema de Gibraltar en la lista de territorios sometidos a la descolonización, de los que se contenían en el citado Comité de los 24, que yo recuedo, ¡y muy bien! ' y del que hubo un Consenso de 16 de octubre de 1964 en el que "El Reino Unido y España eran invitados por el Comité de los 24 a inciar, sin demora, conversaciones a fin de enocntar, conforme a los principios de la Cart dela ONU, una solución negociada, de acuerdo con las diposiciones de la Resoución 1514 (XV) teniendo en cuenta debidamente las opiniones expresadas por los miembros del Comité, asi como los interses de los habitanets del territorio". El citado Comité de los 24, es, sin duda, uno de los organos a los que mayor atención le prestabamos todos, desde Madrid y desde Nueva York. Puede que no le recuerde bien pero su Presidente, del Mali, era el Embajador Coulibaly. (sic).

   Fue mi primera Asamblea General, la (XIX) de septiembe a diciembre de 1964 (mi primer año también de estreno en la ONU) y con este Consenso sobre Gibraltar ya iba bien servido, aunque me quedaba experimentar mi primera presencia en la IIIª Comisión de Asuntos Humanitarios - o la de las mujeres - en la citada Asamblea General. Y se la conocía como la Comisión de las Mujeres, porque en su mayoría estaba compuesta por mujeres, para reconocer, en la práctica, la reiterada doctrina de la ONU de la igualdad de sexos y de paises. Aun es de recordar a la bella marroquí, Halima Warshazi, siempre enfundada en un bello caftan y pavoneándose, con soltura y con mucho atractivo, por el Delegate's Lounge, o a la griega Nike Skanitopoulous o la misma y conocida actriz Shirley Tenple, de delegada de los USA y permentemente enfocada por las TV's de medio mundo, contra lo que se quejaba su vecina de mesa, la representante de Uganda. Solo por citarlo, pero Portugal enviaba reiteradamente, como Delegado a la IIIª Comisión, a un Sacerdote, simpre bien vestido con alza cuellos (roman collar) y sotana larga negra, que no intervenía nunca y España que enviaba, al menos mientras yo estuve alli, a un diplomatico experto en Derechos Humanos, quien solo podía actuar en el tema de los Derechos Humanos, especialmente cuando se trataba de la cuestión de los emigrantes, (a veces "a la limón" con la marroquí) de muchos "migrant workers" españoles, en aquellos años, en los que podían usufructuar, solo en el extranjero, de los Derechos humanos, que les estaban vetados en España.

    Pero acabemos este post señalando que tanto en Madrid como en Nueva York, en aquel año de mi incorporación a la ONU de 1964, se estaba formando ya la agrupación de personas, de expertos y sobretodo de "ideas" y de "actitudes" para ir poniendo el territorio de Gibraltar bajo el prisma, el juicio y el enjuiciamento, de la IVª Comisión, a la que Jaime de Piniés no fallaba jamás, y del Comite de los 24, al que nos venimos de referir y que, a lo largo de este blog, relataré mas adelante alguna que otra "curiosa" anecdota personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario