jueves, 1 de enero de 2009

Mas datos e información sobre las dos primeras biografías de nuestro Señor Don Gil de Albornoz.


    Es MUY IMPORTANTE conocer, a estas alturas de nuestros relatos,  en que momento y de que manera se produjeron, las dos primeras biografías, a los mas de cien años del fallecimiento de Don Gil, el 23 de agosto 1367 cerca de Viterbo, en la fortaleza de Belriposo, y cuando estaba precisamente preparando la llegada del papa Urbano V a Roma, pues de su contenido, pero sobretodo de su forma y del modo en que fueron encargads y realizadas, nos pueden aportar mucha luz y darnos un mayor conocimiento sobre la ingente e inabarcable personalidad de nuestro Patrón y Señor, Don Gil de Albornoz y Luna.

    Algo dijimos ya ayer y antes de ayer al respecto, pero hoy queremos añadir alguna información complementaria a nuestros relatos y especialmente destinada a nuestros amables y asiduos lectores.

    He aqui el primer dato de un manuscrito todabía increiblemente inédito, redactado en latín que debió estar en la Biblioteca del Colegio de España, pero que se encuentra actualmente en la Bilblioteca Comunal de Imola y quizás después del Siglo XVIII, cuando se cerró el Colegio. Inicialmente hay que añadir dos datos: Los autores son, un Colegial, Rodrigo de Bivar admitido en 1489 en el Colegio de España y entre los años 1504 y/o 1505 fecha que resulta de los 6 años que Rodrigo Bivar permaneció en él y 2º Un gran y excelente escritor latino, Catedrático de medicina, y filósofía y muy reconocido hombre politico en la sociedad boloñesa y en la Roma papal, que fué Giovanni Gorzonio.

    Esta biuografía, la primera y para mi la mas importante, aun manuscrita y en latín que habría que traducir y pùblicar con motivo del DCL aniversario, se títula, como señalabamos en el post de ayer "Garzonius De Albornocii Vita" y no está de mas que conozcamos algo de su historia, sus autores y su gestación. Creo que es no solo importante sino un tema muy serio, especialmente con la primera impresión y traducción al castellano, de la impropia, muy deficiente y llena de errores biografía de Juan Ginés de Sepúlveda, cuya compración vamos a tratar de analizar hoy con un poco mas de detalle, además de lo que deciamos ayer, dado que Sepúlveda ha sido considerado siempre como el ejemplo para seguir, para describir y para organziar el recuentgo de la vida y lasobras de Don Gil de Albornoz. Y no es así en abosluto, especialmente despues del analisis que vamos a hacer de la porimera obra de Bivar y Garzonio, sobre el Cardenal Albornoz, a la que muy someramente nos venimos refiriendo.

   El manuscrito del humanista, catedrático de Medicina y Filosofía, boloñes Giovanni Gorzoni y del colegial Rodrigo de Vivar, tienen (segun también Fernando Urgorri Casado, "Las primeras biografías españolas del Cardenlal Don Gil de Albronoz" en Studia Albornotiana, Vol. I, Tomo XI, pp. 144 y ss.) un claro patrocinio que fue del Cardenal Carvajal. Pero su encargo y su dedicatoria, fue hecha por Rodrigo de Bivar al obispo de Avila, Don Alonso Carrillo.

    La labor de investigación previa, recolección de datos, documentos e informes orales debió corresponder al Colegial Rodrigo de Vivar, que duró unos seis años, y el a la sazón Rector del Colegio, Don Diego Velázquez mandó que se inciase la labor inmediatamente. Por el contrario Gorzoni hizo la labor de radacción latina. Según de Vivar, en su "proemio" estuvo ordenando unas 800 cartas y documentos de los papas Inocencio VI y Urbano V y cuando tuvo todo preparado se fue a ver a Gorzoni.

    ¿Porque se dedicó la obra al Obispo de Avila Carrillo y no al Cardenal Carvajal?. Según Ugorri Casado por dos motivos:Porque Carrillo era pariente de Don Gil y Por que fue el que gracias a su intercesión estaba él en el Colegio. Lo dice en el proemio en estas nítidas palabras "Tantum tibi debeo quantum hominem homini vix debere fus est".

    Hay mas que añadir, para comprender la comparación que queremos hacer, de la obra mas conocida de Juan Ginés de Sepúlveda,  que entre otras cosas es la que hemos seguido, en terminos muy generaleds, nosotros, y especialmente en su descripción por Maria Teresa Ferrer Mallol, pero que deberemos rectificar en muchos puntos, si tenemos en cuenta lo que los expertos albornocianos, Julián Donado y Fernando Urgorri emn los Studia Albornotiana, ponen por escrito, en sus dos importantes y monotemáticos estudios sobre las primeras biografías de Don Gil de Albornoz. Como dice Urgorri, en la p. 151 de su op. ut supr. cit. cuando dice que "en cuanto Bivar tuvo terminada la ordenación e investigación se dirigió a Garzoni, quien le prometió enseguida ewscribir la historia".... "Garzoni gozaba de ser el mejor escritor de su tiempo....y todos ls rogaban cualquier oración latina para las pública solemnidades" y añade textualmente Fernando Urgorri "Se comprende que el Rector y el Colegio de Bolonia le encargaron las redacción latina de la vida de Albornoz. ¡Y a este hombre se pemitío Ginés de Sepúlveda el censurar el estilo latino y la construcción de la obra de que nos ocupamos! Por el contrario, Rodrigo de Bivar elogia la cultura y dulzura de caracter de Giovanni Garzoni y sabiendo lo que los contemporaneos opinaban de Garzoni, podemos tomar al pie de la letra este elogio de Bivar y no considerarlo solamente un adorno huamanístico: De su estilo llegó a decirse:

   Di tre stili uno a fatto Gian Garzone
   Di Livio, Salustio e Cicerone.

   De la comnparación con la Biografía de Juan Ginés de Sepúlveda, cuyos trazos iniciales solo dejamos entrever ayer, preferimos dejarlo para el post de mañana, porque entre otras cosas fue traducidad y publicada en 1566 (a los casi dos siglos del fallecimiento del Cardenal) en unos momentos politicamente muy distintos pero, gracias a la tecnología de la Biblioteca Nacional Española,  se encuentra digitalizada, por lo que hemos tenido al opotundiad verla y de juzgar directamente la debilidad, la falta de rigor y sobretodo el modo tan vulgar y vacio con el que se expresa, en unos muy cortos capítulos, que como se desonocía, a mediados del Siglo XVI, el conocimimento y la practica del latín, salvo los clerigos o los notarios en Catalunña, nadie tenía posibilidades de leer su traducción, pero si tuvo una amplia difusión cuando se tradujo al caastellano en 1556.

    Veamos con algo mas de detalle esta biografia de Juan Ginés de Seuúlvedad traducida y publicada al castellano....algo muy distinto del serio, concienzudo y amplio trabajo que en los finales del Siglo XV e inicios del XVI hicieron el imprtante escritor Garzoni y el colegial Bivar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario