domingo, 24 de agosto de 2014

Captaciones en Europa para el EI del Levante. Articulo de la prensa española.


   Os trasmito parte de un articulo que trata, a fondo, el tema de la "captación" de jovenes europeos para las milicias del "EI del Levante", que cada día parece tener mas adeptos, seguidores y creyentes en la fe trascedente y fundamentalista del Islam y en consecuencia del Ejercito Islámico del Levante.

     El acento inglés del verdugo del periodista James Foley ha alarmado aún más a Occidente, pese a que las macabras imágenes de la decapitación ya eran suficientemente ofensivas. Se conocían las operaciones de captación de yihadistas en Europa para ir a Siria e Irak, que franceses, británicos, holandeses o alemanes, pero ahora se ha dado un paso más.

    La joven generación británica encuentra dificultades para forjarse una identidad. En la periferia de las ciudades, marcadas por la crisis y la competitividad de los trabajos precarios de nuevo cuño, los veinteañeros dicen sentirse oprimidos, y que necesitan un lugar donde no ser marginados por su religión. Esta es una de las razones por las que deciden embarcarse en las filas extremistas, pero no para adoptar un rol secundario, sino para «estar en los puestos delanteros del conflicto», según explica un investigador del King's College de Londres a la agencia AFP.

    Este año la policía británica ha arrestado a 69 personas sospechosas -frente a 24 en 2013, según la BBC- de intentar viajar a Siria para combatir en la yihad. Pero no solo Gran Bretaña debe preocuparse por la marcha de sus jóvenes a combatir en la guerra santa. El principal foco emisor de yihadistas de Europa, Francia, ha vivido en su propio territorio y en el de su vecina Bélgica las consecuencias del odio radical a otras religiones. Hace unos meses,  Mehdi Nemmouche, oriundo de Roubaix, en el norte de Francia, mató a cuatro personas en un atentado contra el Museo Judío de Bruselas. Nemmouche ha crecido en la región de Nord Pas de Calais, al calor del centro económico de Lille —cuarta metrópolis de Francia y uno de los grandes escenarios del islamismo radical—. En la zona, sus ciudadanos padecen la decadencia industrial que se ha visto incrementada con la llegada de crisis. La desesperanza de buena parte de la clase media-baja, especialmente de muchos franceses de ascendencia magrebí, parece ser el caldo de cultivo de la radicalización.

    Para el escritor y periodista libanés Hazem al-Amin, los yihadistas occidentales están fascinados por su demostración de fuerza «tipo Hollywood». Supone una vía de escape para su rutina de trabajos precarios. Las decapitaciones, ejecuciones y conquistas de territorios les hace ser protagonista. Como recoge AFP, este mes un antiguo empleado británico de las tiendas de bajo coste «Primark», a la edad de 25 años, ha perdido la vida combatiendo para el Estado Islámico. «Durante la Guerra Civil española, jóvenes poetas como Laurie Lee, Ernest Hemingway, entre otros, se sentían oprimidos como pueden sentirse los musulmanes que viven en los países occidentales»

No hay comentarios:

Publicar un comentario