jueves, 7 de agosto de 2014

Pues ya estamos a jueves y... ¡dentro de poco a mitad de agosto!


    Es una buena noticia que ya vaya pasando el verano. Hoy estamos casi a mitad del verano. Es un hecho que el 7 de agosto, o sea la mitad de junio/julio sea casi la mitad del verano, lo que supone que el tiempo pasa a una gran velocidad.

   ¿Si o si?

   Y no es tampoco malo que tengamos una exacta percepción del trascurso del tiempo. Es excelente. Nos da una clara consciencia del devenir, del paso de los acontecimientos, de las perspectivas y de la dimensión de nuestros días. Tenemos la percepción nítida de como van trascurriendo los acontecimientos, y en consecuencia como los vamos preveyendo nosotros y de que modo podemos percibirlos, encajarlos, y enmarcarlos en nuestro diario acontecer o en nuestro vivir día a día.

   Hay que tener muy presente que el trascurso de las semanas, de los meses y hasta de los días, es un acontecer que nos demuestra nuestra vida a diario, nuestra existencia en un devenir minucioso y no pernicioso, sino beneficioso.

   No son jugeos de palabras sino ejercicios de significado literal de las expresiones, que nos ayudan a comprender, mejor y mas nitidamente, el día a día y, en consecuencia, el devenir.

   Hoy a mediados del verano del 2014, tengo la sensación de que estamos mas avanzados, de que andamos mas aprisa, de que lo que nos queda por venir de este año del 2014, es ya casi como una "pìzca" de tiempo y que en cuanto nos demos cuenta.... ya estamos cubriendo la primera quicena del siglo XXI, que parece que hace tan poco que iniciamos.

   Sigo después.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario