viernes, 12 de diciembre de 2014

Acercandonos a los primeros Statuta de la Domus Hispanica. (Parte XII)


   Tras mucho de lo que venimos diciendo, es un hecho real e incontestable que la Domus Hispanica, que o bien directamente, por los sobrinos del cardenal presbitero de San Clemente y obispo de Sabina, don Gil de Albornoz y Luna, reciben unas muy pensadas, básicas e importantes "instrucciones" de como se debía regir la vida, la convivencia, el estudio y las otras diversas  labores "fra le mura" del Palacio de la Domus Hispanica.

   Veamos unos pocos extremos:


   1º.- La primera redacción, como hemos apuntado anteriormente, fue hecha por los reverendos padres en Cristo, el Señor Fernando Álvarez de Albornoz, hijo de Fernando Gómez, hermano del cardenal Albornoz, Doctor en Decretos por la Universidad de Bolonia en 1361; Abad de Valladolid, en 1364; Archidiacono de Toledo en 1367; arzobipo de Lisboa en 1369, de Sevilla en 1371, quien además enseñó derecho canonico en la Universidad de Bolonia. El Señor Pedro IV Gomez Barroso de Toledo, Doctor en decretales por la Universidad de Bolonia, Obispo de Osma en 1367; de Cuenca en 1373; de Evora en 1378, Rector de las Marcas de Ancona, en 1371y el Señor Alfonso Fernández, Doctor en Decretales por la Universidad de Bolonia; Abad de Valladolid en 1366; tesorero de la Iglesia de Toledo; Camarero del cardenal Albornoz; Archidiacono de Tledo; Obispo de Avila en 1372.

   2º.- Estos tres personajes, tan vinculados a la vida y las obras del cardenal presbitero de San Clemente y obispo de Sabina, don Gil de Albornoz y Luna, son junto a "su directa" inspieración los primero autores y redactores de los "primeros Statutta" de la Domus Hispanica, tras cuyo origen, desarrollo y rastro venimos dedicando nuestro que hacer, nuestro pensamiento y nuestras modestas pero insistentes investigaciones.

   3º.- No obstante los Statuta originales han sido revisados y cambiados en muchas ocasiones, c orregidos y enmendados como "the changeable nature oif the times and the condition of men demanded" segun cita nuestra ya conocida Profesora de lenguas clasicas en la Universidad de Pennsylvania, Birthe M. Martin (vide en la p- 117 de su obrta cit ut supra.)

  Resulta evidente que el Señor don Pedro Gomez Barroso, obispo de Cuenca y rector general para la Iglesia romana, en las Marcas de Ancona, hizo todos estos actos con la autoridad garantizada por el papa Gregorio XI (a quien recordamos tanto en el Codicilo como en los Testigos del Testamento del muy reverendo cardenal presbitero de San Clemente y obispo de Sabina, don Gil Egidio de Albornoz y Luna.

   No queremos eguir escribiendo mas hoy en día. Tengo que volver  a la Clinica Ruber, en donde mi mujer leve pero firmemnte va mejorando de sus dolencias, siempre bajo la sabia y astuta dirección del ya "nuestro" doctor don Alejo Erice Calvo-Sotelo, que ha sometido a mi Merceditas a una serie de prueba ayer y un Tack hoy por la mañana. con el fin de saber en donde se encunetra "la inflamación" que no (g.a.D.) inffección que afecta a Mercedes desde hace, como minimo el 29 de agosto, día en el que tuve mi primer afección de Trombosis pulmonar y de Embolia y que Alejo, nos lo decía ayer, era mucho mas facil y rapida de detectar que los padecimientos que sufre mi Merceditas.

  Solo tres idéas para terminar este post: los Estatutos de nuestra Domus Hispanica, han seguido las evoluciones culturales, politicas y economincas, que han supuesto la llegada del Renacimiento (baste con observar la obra "panegirica" de Juan Gines de Sepulveda), la Ilustración y la Edad moderna, de cuyos Estatutos iremos describiendo y constantado sus bases, terminos y normas fundamentales, sin que por ello se haya perdido el ESPÍRITU de que han gozado y siguen gozando los Estatutos/Reglamentos/Normativas que rigen la esencial, la vida y el dessarrollo de la convivencia en el Real Colegio de San Clement de los españoles en la ciudad de Bolonia.

   Mañana seguimos mas y perdonen Vds. si hoy debo ser mas parco, pues debo volver a la Clinica para estar junto a mi querida Esposa Mercede con la que hoy precisamente hace 50 años, 9 meses y 10 días que me casé en aquel feliz e histórico 2 de marzo de 1964, en la Iglesia parroquial de San Fermín de los Navarros, en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario