sábado, 16 de mayo de 2015

Positivos informes de dos compañeros albornocianos del Funeral y Almuerzo de ayer, en Murcia.


   Ayer mismo, por la tarde tuve una larga conversación telefónica con nuestro buen amigo, compañero albornociano y colega mio, el Embajador Herminio Morales, que de sobra nos conocemos desde cuando casi eramos niños en el Barrio del Carmen de Murcia. Yo luego, a pesar de sus puestos como Embajador en Manila y como Director General de Relaciones Consulares en el mae.es le he visto bastante y siempre guardo una excelente relación con él.

   Me dijo que acaba de terminar el agradable almuerzo que habeis tenido, mas de una docena de bolonios, en el Real Casino de Murcia, y que aparte lo emotivo del Funeral, el almuerzo se había desarrollado con muy buern ambiente y que nuestro jóven compañero, Juan Gutierrez Alonso, que había venido a contarnos cosas de la situación de la "Domus Yspanica" le hizo muy buena impresión. Una persona muy abierta que os debió entretener e informar mucho de su reciente situación en el Colegio, al igual que me ha dicho esta mañana Carlos Manuel Diez Soto, a quien he llamado yo a su casa y me señala prácticamente lo mismo.

   No sabeis cuanto lo celebro. 

   Yo no pude ir por que mis medicos aun no me han dado el alta de mi ya antigua trombosis pulmonar que tuve este verano, pero deseo y espero que si organizais alguna reunión más antes del verano, ya pueda acompañaros y comentamos algunas de las mil cosas que voy escribiendo en mis posts sobre don Gil Alvarez de Albornoz y Luna, obispo Sabinense, cardenal presbitero de San Clemente, Legado a latere y Vicario pontificio en Italia. Me gusta mucho nombrar a don Gil por su nombre y por sus títulos, porque en él confiamos, como decía ayer al final de mi post, de que llegaremos todos, cuando los tiempos estén propicios, a buenos consensos albornocianos, para poner al día los últimos, desfasados, pero vigentes Estatutos de 20 de marzo de 1919, para encaminarnos, como él prefiera, nos inspire y nos señale, a lo largo de lo que nos queda, a cada uno, de vivir en este Siglo XXI, en el que voy descubriendo, y lo digo en muchos de mis posts en mi blog (cuya dirección ya no cito mas, porque me parece que lo he hecho en demasía), de que el Siglo XIV que vivió nuestro cardenal Albornoz, es lo mas parecido, especialmente en las crisis sistémicas, a las que vivimos en este Siglo, en el que nos ha tocado celebrar el VII Centenario de su nacimiento y el sequis sexto Centenario de su Testamento y quizás lleguemos muchos, al 23 de agosto del 2017, cuando conmemoraremos -¿con unos nuevos Estatutos acordados por todos? - el DCL aniversario de su fallecimiento en la Bastida Bel-Riposo de Viterbo, cuando el papa Urbano V ya estaba en Italia.

   No quiero dejar de agradecer tambien a nuestro compañero y buen amigo albornociano Javier Carrascosa, del interesante correo que nos envia, confirmando el contenido de mi conversación con Herminio Morales y con Carlos Manuel Diez Soto. Gracias también por el interesante post sobre Jacobo de las Leyes, en el que ya he entrado y en el que me dispongo a desmenuzar y a gozar durante este fin de semana. Gracias de nuevo a los tres y a todos.

   Os dejo, os deseo a todos los que leais este post, mucha paz, sosiego, inspiración y buen trabajo en vuestras respectivas ocupaciones y un fuerte y entrañabale abrazo albornociano, con mis más sinceras excusas si a lo largo de tanto escribir, he podido fallar, molestar a decir algo que no os parece oportuno y/o conveniente.

   Mañana sigo, veremos con que, pero sigo....porque se ha convertido ya "casi" en una adicción el escribir, todos los días algo, en este blog que inicié hacia el 18 de abril del 2010. Os dejo con un excelente grabado de nuestro Señor don Gil, para que él nos proteja, nos inspire y nos guie en nuestros días y nuestras noches, en nuestros amaneceres y en los anocheceres de nuestras vidas albornocianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario