lunes, 18 de mayo de 2015

Últimas novedades sobre la 1ª Biografía de don Gil Alvarez de Albornoz y Luna, así como una enjuiciamento global de esta obra en el inicio del Renacimiento italiano.


   
   No hay que olvidar que el cardenal Albornoz, se pasa unos casi 150 años (144 para ser mas exactos) sin que se considere seriamente, primero reunir documentación al respecto, segundo tener un mandato firme para escribir su vida y tercero acometer, en aquellos años finales del XV e inicios del XVI, una tarea de tal envergadura, que supone, esencialmente, un Renacimiento de la cultura, de la escritura y sin duda de la lengua.

  Pero como veremos mas adelante, todo esto cambia con el inicio del Renacimiento, porque se producen tres hechos, que a los estudiosos de don Gil nos interesan sobremanera y que son los siguientes: Que por orden del Sr. Obispo de Avila, de nombre Alfonso Carrillo de Albornoz, sin duda, familiar de don Gil, se envia a la Domus Yspanica a un estudiante, Rodrigo Bivar, para ir reuniendo la documentación al respecto de don Gil Alvarez de Albornoz y Luna; Se le ordena también que localice al mejor latinista del momento, en Italia, Giovanni Garzoni, para proceder a la escritura del manuscrito y Se produce una de las tareas de mayor importancia que es no solo la redacción de un preciso y precioso Manuscrito, escrito sobre un pergamino de buena calidad, que con motivo del DCL aniversario de la firma del Testamento del cardenal Albornoz, el 29 de septiembre de 1364, en Ancona, el experto colegial albornociano, Julián Donado Vara, edita en el Vol XCVIII de los Studia Albornociana, lo que supone dos hitos de magna importancia: Que la Vita Aegidii deje de ser un manuscrito inédito y Que se difunda ampliamente, lo que es sin duda alguna un excelente trabajo de divulgación, producto de una seria investigación a fines del siglo XV, de casi ocho años, dando un ejemplo auténtico de lo que fue, es y será, el conocimiento de la vida, las obras, el espirítu y la personalidad de don Gil Alvarez de Albornzo y Luna, obispo Sabinense, cardenal presbítero de San Clemente, Legado a latere, Vicario apostólico en Italia e ideador, creador, fundador y organizador de la Domus Yspanica, en Bolonia, de lo que venimos esribiendo, casi a diario, en este viejo blog, desde el 21 de junio del 2013. 

   Esta muy reciente obra de Julían Donado del 2014 "La Edición crítica de la Vita Aegidii" que se distribuyó, por primera vez, en el Real Colegio Albornociano de San Clemente de los españoles en Bolonia, el 28/29 de septiembre del año pasado, con ocasión de las celebraciones del DCL aniversario de la firma del Testamento de don Gil, que pone en funcionamiento toda esta ingente, magna y trascendente obra educativa, en muchos sentidos, cambia mucho la historiografía que sobre el citado ideador, creador, fundador y organzador de la Domus Yspanica, se había difundido al paso del tiempo. Todo ello lo podemo resumir en unas cortas líneas, antes de entrar en el verdadero contenido y finalidad de este post. Primero se produce un largo silencio sobre el cardenal Albornoz y su obra postrera y magna, la Domus Yspanica; Segundo se inicia, curiosamente despues de la conquista de Granada, la unificación de los Reinos de Castilla y León con Aragón y Cataluña, y después de conocerse bien, los descubrimientos de las Indias, por el genovés Cristobal Colón, es decir cuando en 1498, se envia, por el Sr. Obispo de Avila, a la Domus Yspanica de Bolonia, a uno de sus estudiantes el joven Rodrigo Vibar, para que se dedique primero a investigar, recolectar documentos, ordenar lo hallado y configurar el esquema de un trabajo, y después a encargar, como ya hemos repetido varias veces, al mejor latinista que existe en la Italia renacentista, Giovanni Garzoni, y entre los dos, producen el excelente manuscrito al que hemos hecho referencia.

   Todo esto dicho brevemente, pero insistiremos después con más detalle la influencia de esta obra, y las de otras pseudo.biografias, muy politizadas - posiblemente de las primeras consecuencias que tiene este trabajo, con las citadas condicionantes - como lo es la Biografía de Juan Ginés de Sepulveda, hombre y clerigo que hizo en el Colegio la siguiente, proveniente de Cordoba, al que nos referiremos a continuación con ciertos analísis, pero del que no hay que olvidar es que estamos ante un hombre, no solo investigador, intelectual, colegial albornociano, sino "Cronista oficial de Carlos V" y "Preceptor de su hijo Felipe II" gran contestador y opositor en la defensa de los indios de las Indias, que hace el teólogo, historiador y difusor de las culturas autóctonas, en las recientemente descubiertas Indias, que es el dominico Fray Bartolomé de las Casas, el "protector de todos los Indios".

   Que se politice la figura del cardenal Albornoz, después de su prolongado silencio, entrada ya la manera de pensar y hacer del Renacimiento, y posteriormente las contiendas religiosas entre Lutero y la Iglesia Católica, no es un juicio aventurado, sino una realidad objetiva, que queremos señalar y de nunciar ya desde este momento, por que llega, sin duda, a la España del siglo XX, y hasta a la tremenda dictadura de Francisco Franco durante casi 40 años, cuando una de las últimas obras sobre nuestro Fundador, la del historiador, colegial y jurista Juan Beneyto se títula, ni mas ni menos que "El cardenal Albornoz Canciller de Castilla y Caudillo de Italia". Creo que con esto ya hay bastante, luego volveremos al tema de la "politización del cardenal Albornoz" con mas argumentos y con mayor densidad y extensión.

   Sigamos ahora con su 1ª Biografia y sus consecuencias.

   Yo me he tomado en los últimos días, el tiempo de trascribir solo en parte, un maravilloso documento digitalizado por la Biblioteca Nacional Española, de 1566, de la obra de Juan Ginés de Sepulveda. Y he tenido el gran placer de analizar, casi punto por punto, lo que se ha supuesto, hasta hace poco, y en todo caso hasta las dos obras en los Studia Albornotiana, que hemos comentado ayer, de los dos trascendentales estudios de Fernado Urgorri Casado y de Julian Donado Vara sobre la primera y positivamente critica biografia sobre Don Gil de Albornoz, de Giovanni Garzoni y Rodrigo de Bivar, que estimo debemos publicar en una buena traducción, dado que aparte del manuscrito sobre pergamino que existe en la Bilblioteca de Imola, también hay una copia en la Bilbioteca del Escorial.

   Creo que debemos trascribir solo el inicio del Prologo del documentro publicado en 1566 por Juan Ginés de Sepulveda, que me he tomado el tiempo de trascribir desde la edición digitalizada que se contiene en la bne.es y que Vds. mismos pueden consultar, como lo he hecho yo ya en variadas ocasiones, para refutar de que fuera realmente el autor "incontestable" de la verdadera biografia de Don Gil.

    Respecto a la Biografia inmeditamente anterior de Garzonio y Bivar, solo queremos trascribir hoy el párrafo final del citado estudio del Prof. Julián Donado Vara, cuando dice que:

    "A pesar de que la Vita Aegidii no sigue los modernos métodos de la crítica histórica, es una obra que en líneas generales es válida, siendo la primera biografia que se ha escrito sobre el cardenal Albornoz, con la sola intención de dar a conocer su vida y su obra y podemos afirmar que está basada tanto en fuentes documentales como narrativas, coetaneas al personaje. Es una obra que no tuvo ninguna intencionalidad histórica, ni nacional ni supranacional, como otras han tenido (la de Sepulveda), a pesar de lo cual creemos que es una obra que aun hoy resulta válida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario