lunes, 31 de agosto de 2015

Casi terminando un ciclo de vacaciones...intentos de resumen y de conjunto.



   Solo en dos días, mi vida la de Mercedes y sin duda la de mi Semnra III, va a ir tomando otro curso. Dejaremos Ayamonte y nos instalaremos, provisionalmente para mi, en Madrid. Yo incio al día siguiente, un relativamente rápido viaje a Cieza (Murcia) a la FLAdJLP y tendremos el sábado 5 la primera de las reuniones previas a la celebración del X Aniversario de la citada fundacionlosalamos.es que vamos a intentar llevar a cabo, según los planes previstos, en la tarde del sábado 24 y la mañana del domingo 25 de octubre.

   Este es mi panorama a medio y corto plazo. Vamos a ver lo que se me va ocurriendo hoy, tras la reiteracion de las noticias, interiores, realtivas al inicio del Curso Político, especialmente por Mariano Rajoy, las acciones, encuentros y decisiones comunes y europeas sobre la emigración y el asilo de los sirios, iraquies, afganos, paquistanies y otros pueblos de Próximo Oriente y del África subsahariana, mas el tema de las constantes caidas de las Bolsas, y el movimiento del tráfico en estos fines e inicios finales de vacaciones. (6 millones de desplazamientos, en este fin de semana, solo en España).

  No creo que me deje de citar nada. Vamos a ver lo que elaboramos, modesta y rápidamente en este post que retomo casi en los finales de mi estancia en el extremo oeste de al-Andalus.

  Estoy oyendo el díario de la 14:00 de RNE y es todo desolador: mas de 9.000 inmigrantes diarios, a pesar del muro de las cuchillas (concertinas) de unos 200 kilometros, en Hungria. Crisis humanitaria, casí generalizada, en Europa, mas miles de miles de envios de emigrantes a Austria, que refuerza con Bulgaria los controles policiales contra los emigrantes/inmigrantes, (ya no sé como llamarlos) y cada día parece que todo está peor. Lo siento decirlo asi, pero el problema se recrudece en Calais, donde también miles de emigrantes aguantan lo que sea, con tal de poder pasar a Inglaterra, al extremo de que el Primer Ministro Valls, haya ido a visitar y conocer, de primera mano, la grave situación allí creada, y por si fuera poco, Alemania anuncia que les niega, a los emigrantes, que no hayan pedido asilo en Hungria, por donde han entrado en la UE. que puedan quedarse en territorio alemán.

  Y nosotros nos vamos, a esta hora, a las 14:38 a comer. Podemos comer. Podemos movernos con libertad, pero llevamos dentro este problema que se ha recrudecido en este verano del 2015. Y lo peor es que en este momento, no se que mas decir....por que es algo muy, muy ESENCIAL. Es un problema de primera clase en la Europa occidental, y en la oriental, y en la central y en la periférica.

   ¿Que hacer? ¿Convocar una Cumbre para el día 14? ¿Que novedádes de pensamiento y/o de actuaciones inmediatas hay?

   ¿Que voy a decir a las 17:00 cuando vuelva de almorzar, en este post? ¿Diré algo con sentido? ¿Seguiré igual?....veremos.....¡¡¡sin mucha esperanza.....!!!

   ¡¡¡Sigo a las 17:30!!! y no se me ocurre nada lúcido sobre este tan vidrioso tema.

   Quizás, y es solo un quizás, deberían dividirse los eventuales y posibles inmigrantes, tanto del Oriente próximo, como del resto del Africa Subsahariana, que vienen a Europa, en grupos de países de destino, sin cupos ni porcentajes, y ver el modo de irlos admitiendo en la Europa occidental. Esto debe hacerse o por las buenas, con el entendimiento de los países de origen y de los mismos emigrantes, o por las malas, con el supuesto acuerdo, implicito, de tantos miles y miles de personas que deben abandonar sus casas, sus familias, y sus ciudades de origen, para dirigirse a lugares en los que quieren no solo residir, sino iniciar una vida nueva y de nuevo.

   Ahora bien, estos mismos países que puden y deben recibirlos, tienen también incontables contradicciones no solo del propio empleo.... sino hasta de los propios modos de vivencia y convivencia (dicho así parece hasta infantíl, pero es la mejor forma que yo lo puedo expresar en estos momentos, en los que pergeño este post).

   No lo veo nada claro.

   Quizás es mejor que deje de escribir sobre un tema, del que me decía Estefania, una de las camareras del Restaurant del que venimos (el Chirignuito III) de Ayamonte, ¿Y que podemos hacer? ¿Que puedo yo hacer? Es no solo una cuestion de mentalidad sino especialmente de educación para la convivencia y la subsistencia durante estos años en los que nos ha tocado vivir.

   Es como un cambio casi total, por no decir completo, de paradígmas. Hay que acostumbrarse a ellos: hay que intentar modos de convivencia nuevos, y saber repartir el "bienestar" en el que vivimos, y que debemos compartir con los demas....¡¡¡Comprendo que esto es casi imposible!!! pero comprendo también que si no logramos un permanente equilibrio sobre estos modos de vivir, dificilmente podremos sobrevivir.

   Es cuestión de plantearse el conflicto en todas sus dimensiones, tan generales como absolutas e irlas dirigiendo, asimilando y empaquetando en nuestro diario vivir.

  Comprendo que esto se puede escribir en un post de un blog, y que "del dicho al hecho va mucho trecho" pero si no logramos estos hechos....la convivencia, en toda Europa, en América, en Asia, en Oceanía y en África, se van a convertir en unos hechos muy difíciles de aplicar.

  Se muy positívamente que no resuelvo nada, pero se también, muy positivamente que, este es el camino para ir encontrando unas soluciones, posibles y viables, a un tema que se ha planteado precisamente en este mismo verano.... con toda la fuerza, la pujanza y la enorme profundidad de una evidente realidad, que se ha planteado en TODA EUROPA, casi de la noche a la mañana, aunque haya tenido sus prelúdios y sus introducciones, que hemos ido resolviendo con viejos esquemas de rigor, de precisión y de perfección, quizás trasnochada, de un mundo que parece que se crea y se recrea de modo casi inmediato y día a día.

   No puedo decir mas. No se mas. No comprendo como podemos poner coto, a algo totalmente evidente y totalmente casi imposible de solucionar, en el día a día.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario