martes, 6 de octubre de 2015

El "Grupo La Hoya de los Álamos" se convierte definitivamente en "FUNDACIÓN Los Álamos". (Parte I).


   Tras un proceso de tres años, nuestra maduración y ejecuión de cientos de proyectos, nos hizo llegar a la conclusión en la totalidad de la Junta Directiva del "Grupo La Hoya de Los Álamos" de que había que dar y conseguir algo mas substancial, en el seno de nuestra Institución.

   Yo mismo, en los primeros inicios de nuestra ídea, había compartido, especialmente con Miguel Gual y Antonio Gómez Portillo, mi "sueño" de donar la huerta de mi abuela Josefa, a una institución que la utilizara para trabajar y progresar en temas como la Educación y la integración de las Culturas, haciendo una Fundación al respecto, pero los sabios consejos de mis interlocutores me hicieron esperar a ver como se desarrollaba nuestro Grupo y que posbilidades teniamos de llegar a nuestro deseo final, con el exito y la posbilidad de no fallar en nuestro empeño y de ir abriendo, sucesivamente, las vias que nos llevaran a esta última y definitiva finalidad.

   Yo mismo también, a los pocos días de mi jubilación de la Carrera Diplomatica, el 11 de junio del 2004, y hasta algo antes, quizás, había pensado y reprensado la idea de donar la huerta de mi abuela Josefa para dedicarla, con un grupo "fiable" de amigos a fines educativos y culturales, dada la pobre situación en que estos elementos, base del progreso humano e institucional, constituyen en cualquier sociedad con un minimo de deseo y de empeño. En efecto, me propuse un hecho: dado que yo tengo tambien otra huerta, todavía con mejores vistas de Cieza, en el paraje también del MariPinar, bajo el nombre de "La Hoya de la Cascarona" decidí que haría una nueva plantación de melocotoneros, que normalmente dan fruto mas o menos a los dos años de su plantación, y que cuando tuviera el primer fruto, comenzaría a tratar del tema con mis amigos mas intimos y fiables.

   En efecto, así lo hice, y así lo hizo Pepín, mi encargado de la finca, y hacia el mes de mayo del 2003 un mes y un año justo antes de mi jubilación, se hizo la plantación, y todo iba sobre ruedas, cuando, yo no se muy bien porque, en la primavera del 2004, concretamente hacia el inicio de marzo, se dió la primera floración de la nueva plantacióin, ¡¡¡cosa inesperada!!! y en vistas de lo cual, yo, que había madurado durante mas de un año, la idea original, me decidí a hablarla con Miguel Gual, quien mucho antes de haber hasta terminado nuestra conversación, me llevó a seguir hablando con Antonio Gómez Portillo, con quien no solo estuvimos en total acuerdo, sino que comenzamos a diseñar los posibles colaboradores de lo que en su día sería "El Grupo La Hoya de los Álamos".

   Y así fue, esta es la causa, quizás, por la que el 22 de marzo del 2005 estabamos ya ante la Notaria Ana María Alarcón Pomares, a la sazón con su oficina en el Camino de Murcia, y procedimos a la constitución del Grupo, cuyos detalles conocen Vds. por mi post del día 5 de los corrientes. Pero ahora bien, el desarrollo de los Grupos de opinion, los Cursos iniciados y desarrollados durante dos años, los "Dialogos en el huerto" cada vez con mas exito y diferente y diversa participación y muchos otros sucedidos, nos iniciaron a los componentes de la "Junta Directiva" a una reflexión profunda, amplia y muy reiterada, sobre la conveniencia de proceder, igualmente ante Notario, de constituir en Fundación, el actual "Grupo La Hoya de Los Álamos", lo que una vez decidido, me encargue yo de encontrar un Notario de confianza, al que pudierados manifestar nuestras cuitas, nuestras ideas y sobretodo nuestro deseo de avanzar en el proceso que ya teníamos consstiuido desde marzo del 2005.

   En efecto, una vez acordada por unanimidad la citada decisión, fui encargado de hacer las gestiones oportunas para encontrar al citado Notario, lo que en absoluto me fue díficil, dado que ya habíamos traspasado la relación profesional, con la venta de un piso, y la redaccion de nuestro Testamento, con Ángel Benitez-Donoso. De modo que un buen día, allá por los inicios del 2008, tuve una entrevista, larga y substanciosa con este Notario de Madrid, tan excelente profesional como buen amigo mío y le hice participe de nuestras cuitas en el seno de la Junta Directiva del "Grupo La Hoya de Los Álamos". Me señaló que una Fundación solo se puede constituir con una aportación económica, sea dineraria o en bienes muebles o inmuebles, tanto rustico como urbanos y me añadió la necesidad de contar con tres requisitos indispensables: La decisión del socio creador de la Fundación, de aportar los títulos basicos constitutivos de la misma, que acabamos de describir;La Necesidad de solicitar del Ministerio del Interior de una certificación relativa a la falta de duplicidad del nombre con el que quisiera denominar la nueva Fundación y Y no menos importante, la necesidad de la presencia física de los socios de la referida Fundación que, a su vez, debían aportar y dar su conformidad a dichos hechos y sobretodo a los Estatutos que deberían regir dicha institución, el día en el que procedieramos todos a firmar el Acta Notarial correspondiente y constitutiva de la citada Fundación.

  Enterado de estos hechos, conovoqué, creo trecordar que hacia el mes de enero del 2007 una Junta Directiva del "Grupo La Hoya de los Álamos" expuse los extremos que don Ángel Benitez-Donoso Cuesta, Notario de Madrid, con su Despacho en la c/ Almargo 23-1º, 28010, con Telfefono 917.021.188 y con el debido detalle les expuse los puntos 1º, 2º, y 3º que el Notario me había indicado, acordando todos sus miembros sin excepción de comenzar, lo antes posible, los citados tramites y su voluntad de acudir a Madrid, en su momento, para llevar a cabo todos los tramites correspondientes.

  Yo me puse en contacto con Ángel, inicié los tramites en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Cultura de la Administración General del EStado, para obtener la acreditación de que no exisitiera, en todo el territorio nacional, ninguna otra Fundación con el título de "Fundación Los Álamos" e iniciamos los tramites, con el mismo o quizás mayor entusiasmo y condiciones generales que las expuestas en la Disposición Adicional Primera de la Escritura consrtitutiva ante la Notaria de Ana María Alarcón Pomares, el pasado 22 de marzo del 2005. (Reitero su contenido, dada la importancia básica que tiene en el conjunto y especialmente en el modo de hacer, de todos los miembros de la "Junta Directiva" del Grupo "La Hoya de los Álamos" que fue el que nos había llevado a la situación en la que nos encontrabamos, de constituir la Fundación Los Álamos, proposito que ya se citaba en la mencionada Escritura Notarial.

  Para terminar esta primera Parte, deseamos repetir, una vez mas, el contenido y el espíritu que se contiene en la referida Disposición Adicional Primera, de la Escritura Notarial de 22 de marzo del 2005: Las normas de actuación expuestas mas arriba se interpretarán y aplicarán siempore con la mayor flexibilidad, para conseguir en todo momento el ambiente de cordialidad, cortesía, empatía, serendipity, comprensión, tolerancia mutuas que están en el talante del Grupo "La Hoya de los Álamos" así como una concepción liberal y optimista del mundo y de la vida.

   Estas actitudes y valores, fueron los que precisamente nos llevaron a la realización del Acta Notarial en Madrid, con don Ángel Benitez-Donoso Cuesta a la que nos referiremos en sucesivos posts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario