martes, 24 de noviembre de 2015

Don Gil es tan bueno, que me ha guardado esta "caligrafía" de JG Valdecasas totalmente opuesta a su "cordial" recibimiento en "El Matador" la vispera de nuestro imborrable San Clemente.



    Como todo lo bueno debe ser para el Blog, tengo la satisfacción de que don Gil me haya encontrado, estas líneas manuscritas de JGuillermoValdecasas, muy opuestas, por cierto, en unos pocos años, a sus "deliciosas" palabras y "gestos" de bienvenida, cuando fuí a acompañar, invitado por él, a los nuevos Colegiales, el pasado domingo 22, a las 16:00 en "El Matador".

   No deja de tener su "miga", pero de las buenas ¿eh? Para mayor "claridad" donde , a veces solo hay OBSCURIDAD, voy a trascribir la caligrafía difícil de leer del, a la sazón, "El Rector del Real Colegio de España:


    He aquí la trascripción del regalo que me acaba de hacer don Gil, al día siguiente de la celebración de su Onomastica Cardenalicia, en la Embajada de Italia, como es tradicional, y al no haber este año 2015, en su fecha prevista del 23 de noviembre, Asamblea General, de la Asociación Cardenal Albornoz, como es habitual todos los años, nos reunimos en un Restaurant, cercano a la Embajada en donde estaríamos por encima de una treintena de Colegiales albornocianos:

   JGGVyAV dice, o mejor, me escribe así:

   Querido Embajador,
   Mil gracias por tu telegrama de solidaridad con motivo del atentado al Colegio. Antes de pasar por este trance no sabía yo - como ahora - cuanta importancia tiene en tales momentos el respaldo moral de las personas de bien: nos hace conscientes de que no estamos solos, sino integrados en una fuerza mil veces má significativa y poderosa que la de los agresores.
   Aprovecho la ocasión para darte también las gracias - con medias palabras, pero con gratitud entera - por la nobilisima actituid albornociana con que defendiste el Real Colegio en cricunstancias menos espectaculares pero mucho m as peligrosas. Aunque lo supe muy indirectamente y por casualidad, cuenta con la perdurable gratitud de nuestra común casa y mi insignficante persona.
   Recibe un fuerte y emocionado abrazo de tu colegial
   JGuillermoValdecasas. 

   No debo ni quiero decir mas. Solo trascribo escritos manuscritos.

   No recuerdo ni la fecha, ni la ocasión, pero soy cada vez mas consciente que don Gil, desde que tuve la fortuna de vivir, estudiar y convivir bajo su espíritu, sus directrices y sus obras, núnca me ha abanadonado, ni siquiera el domingo pasado díua 22 en el club "El Matador" y en estas líneas que acabo de trascribir, para una mejor lectura y comprensión, está la prueba.

  Laus Deo.

3 comentarios: