miércoles, 18 de noviembre de 2015

Y yo modesta pero firmemente escribo: ¡¡¡Vivan los Bolonios!!! a 5 días de la festividad de San Clemente, papa y martir.


  De modo muy conciso hay que saber que el Papa San Clemente, IV del pontificado iniciado por San Pedro, (tomado del inicio de la Wikipedia) "Clemente de Roma, Clemente Romano o san Clemente I, fue un cristiano insigne de finales del siglo I, uno de los llamados Padres apostólicos por haber transmitido el «eco vivo» de la predicación de los apóstoles de Jesus de Nazareth. Fue obispo de Roma  de lo que ya dio noticia la lista de obispos compilada por  Ireneo de Lyon, quien lo llamó el «tercero después de los Apóstoles» y le dedicó un espacio considerable. Se suele situar la elección de Clemente en el año 88 y su muerte en 97".

   Una sola pregunta: ¿Como conocía de tal modo, don Gil la Historia de la Iglesia y como quiso dejar a su cardenalato el recuerdo, la imágen y los valores de uno de los primeros Papas de la Iglesia?
De hecho le conmemoraremos, en solo 5 dias a partir de hoy, y sus descendientes/herederos de su Domus Yspanica, como lo soy yo que escribo y tu que lees, tenemos el gozo, la sabiduría y el ejemplo de un Papa, que ademas de ser Martir, a él se le atribuyen, desde hace unos 1936 años, la concepción, pensamiento, composición y redacción de las Epistolas de San Pablo: he aquí lo que dice la ya tan citada, y necesitada Wikipedia: el martirio por la fe, mientras que la cronología de Eusebio de Cesarea (Historia Eclesiaastica III, 15) y la biografía que trazó Jerónimo de Estridon (Vir. ill. 15) sitúan su muerte en el tercer año del reinado de Trajano, es decir, en el año 101. Por su carácter de obispo de la «ciudad eterna», la Iglesia católica lo considera su cuarto papa.

       Su identificación con el autor de la célebre Epístola a los Corintios cuyo nombre aparece en la inscriptio en todas las versiones de los manuscritos es opinión concorde y formulada ya en tiempos muy antiguos. Clemente habría gozado del trato con los apóstoles y recibido el elogio de San Pablo por la colaboración prestada a los filipenses (Filipense 4:3).

     En la Iglesia católica se lo venera como santo y mártir, y su festividad se celebra el 23 de noviembre. En Roma existe una antiquísima basílica, la Básilica de San Clemente de Letrán, levantada sobre su tumba.
    
    Sus restos fueron resguardados por la Confraternidad de los Santos Ángeles Custodios, en la Sacristía de la Capilla Paulina del Vaticano. Traladados a Chile en 1936, se ubicaron en 1937 en la catedral de Linares, donde son objeto de veneración por los fieles católicos hasta hoy.

   Creo que ya hay motivaciones mas que suficientes para que el 17 de dicieimbre del 1350, don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, tomara como el primer Cardenal de dicho consistorio de 12 cardenales, y como el Cardenal de España, dicha advocación en el citado consistorio, en el que Clemente VIII reemplazó a los 12 cardenales que habían muerto de colera algo antes de que llegará don Gil a Avignon, huyendo de la evidente persecución de que hubiera sido objeto por Pedro I el Cruel.

   Por todo ello: ¡¡¡Vivan los Boloni@s!!! por escribirlo con una caligrafia del siglo XXI, desde hace solo unos XX siglos. ¿No hay motivos mas que suficientes para que los herederos de don Gil celebremos, por todo lo alto y con toda la fe y la devoción posible, la toma de dicho Santo, Papa y Martir, como título de su Cardenalato, con el que tantas milagros iba a hacer?

 
    Ruega por nosotros San Clemente y unénos en la fraternidad, el estudio asiduo y permanente y el ejemplo de tu "descendiente y omonimo" don Gil Alvarez de Albornoz y Luna, cuya festividad vamos a realizar y conmemorar en unos pocos días, en una Misa en la Embajada de Italia en Madrid y en un fraterno ágape de Colegiales de la Domus Yspanica o también conocidos como "los Bolonios", que vivan ¡¡¡por siempre!!! y por ¡¡¡siempre!!! Amén, Alleluia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario