sábado, 12 de diciembre de 2015

La Constitución Española de 1978 daría base, por si sola, para resolver, uno de los contenciosos en la "Domus Hispanica".



   A buen entendedor con buenas palabras basta:

   Constitución sancionada por S.M. el Rey ante las Cortes el 27 de diciembre de 1978: Art. 14º "Los españoles son iguales ante la ley, sin que puedan prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Todos los españoles = por razón de nacimiento.

     
    

                             ¿Suficientemente claro?

     Este es, quizás, el primer tema a resolver en los Estatutos del R-D. de 20 de marzo del 1919 del Real Colegio Albornociano de San Clemente de los Españoles en Bolonia, en el edificio, que es el heredero, no los colegiales, pero ni siquiera las personas que ayudaron en su construcción, bajo la visión, el mandato y las ordenes de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina, cardenal presbítero de San Clemente, Legado a latere en Italia y protector de sus "pobres e ignorantes españoles" desde los Montes de Hesperia, por lo que existe una tradición de estudiantes Portugueses en el Colegio (Vide Antonino Domingues de Sousa Costa, OFM), "Portugueses no Colégio de S. Clemente de Bolonha durante o seculo XV") en Studia Albornotiana, Edición y prológo de EVELIO VERDERA Y TUELLS, XXXVII, Vol. VI, Bolonia 1979 pp. 211 y ss..... tradición da ripristinare y restablecer, quizás con mayor motivo en estas épocas de la UE.

   Hay mas temas para concordar, por un <Comité ad hoc> pero estos contenciosos, citados en primer lugar, son, por el momento, los primeros en lograr, por todos los medios posibles, un consenso con el el actual conflicto inter-rectoral, el mas antiguo inter-generacional, que llega al inter-personal......y se diría que hasta ¡¡¡al inter-boloñes!!!

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario