martes, 1 de diciembre de 2015

Momentos claves en la vida del cardenal don Gil Álvarez de Albornoz.



    Post del 3 de enero del 2015 transcrito tambien, para eventuales mas "comentarios".....!
  

   De un modo muy sencillo y hasta casi sintético, queremos describir las étapas fundamentales en la vida de Don Gil de Álbornoz y Luna, que son las siguientes:

    Es el tercer hijo de un matrimonio muy bien afincado en Cuenca y en la corona de Aragón. Por una parte su padre es de estirpe noble castellana, y por otra, su madre está entroncada con la Jerarquía eclesiastica mas distinguida de Zaragoza, en la persona de su hermano don Kimeno (Ximenes) de Luna, arzobispo de dicha ciudad.

   2º Como era tradición medioeval, los tercerones eran dedicados al servicio eclesiastico y con independencia de las "invenciones de Porreño", con las que inicia su Biografia JGGV (pp. 426-433)  en el hasta ahora prestigioso Diccionario Biografico Español, Vol. III (Aller Ulloa - Amador de los Rios y Fernandez-Villaba) que iniciara el Director de la Real Academia de la Historia, el Marqués de Castrillón, no es cierto que se dedicara al joven don Gil al estamento eclesiastico, por un milagro atribuido a su caida por un despeñaperros cercano a su casa, en Cuenca, y que "fuera salvado por un angel" (vide. p. 426 de la op. citada en 3er lugar en el post anterior) cuando JGGV cita a Baltasar Porreño en el primer parrafo de su biografia "oficial" del cardenal Álbornoz para la Real Academia de la Historia, con estas textuales palabras..."ya que en la niñez fue destinado al altar y no a las armas en virtud de un suceso que se tuvo por milagroso: jugaba con otros niños a espaldas de su casa, contigua a la catedral y la hoz del Huécar, cuando un golpe de viento lo arrojó al precipicio, percance del que salió ileso"

  Este inicio en una tan supuestamente seria biografia escrita por JGGV resulta tan pueril como in-demostrado, pero que cualifica al autor, como un autentico desconocedor de las costumbres medioevales, cuya biografia del cardenal Albornoz va a acometer, como citamos, breve pero quizás no muy "verazmente", como se dice en el inicio de este 1er párrafo.

   Pero ademas la "fuente de apoyo" de JGGV es el bien conocido Baltasar Porreño con cuyos relatos imaginarios y fantasiosos inicia, el citado JGGV la importante Biografía de don Gil Álvarez de Albornoz, dado que el citado contenido del "milagro" es tan absurdo como poco fiable, aunque sea siguiendo la tradición de los escritos históricos de Porreño, de los que, como bien afirma la Wikipedia, en el final de su propia biografia:"Su valor meramente documental es alto pese a que recurrió a veces a fuentes poco fiables y dio crédito a varias leyendas piadosas muy discutibles. En cuanto a su pensamiento, cabe decir que defendió los estatutos de limpieza de sangre y el patronato del apóstol Santiago".... tema que en un cierto momento, en la historia de la Domus Yspanica, sería tan relevante como distante de "algo" que no tenía ningúna vigencia, ni nigún valor en las tierras de la Romagna y ni en las de casi toda Italia y especialmente en los Estados pontificios.

   Resulta pues muy dudoso el enfoque inicial y primario que JGGV (José Guillermo García Valdecasas) quien con este nombre firma la citada biografia, a su compleja terminación en la p.433 de la op. cit ut supra.

   3º Pero hay otro dato erroneo y mucho mas grave, repetídamente reiterado por JGGV justamente en el segundo párrafo de esta biografia, cuando textualmente afirma que "Doctor en Derecho Canónico -quizás por Montpellier, pues saca en 1322 dos caballos por la frontera de Besalú como familiar del infante de Aragón don Juan, arzobispo de Toledo -.

   Estos dos datos,

   el de la "milagreria" en su dedicación eclesiastica, empeño máximo de don Gil y que nos permitimos, inicialmente, de calificarlo con las tres "e's" de e-xcelsa, e-ficaz y e-minente, en su deciddo servicio a la Iglesia y a los estamentos eclesiasticos, durante toda su vida, pero por muy diversos motivos que los que desde el Porreño extrae, inicialmente, su pretendido biografo JGGV. No se puede fundar, repetimos que, ni en la "milagreria" tipica de Baltasar Porreño de Mora (Cuenca 1569 - 1639), sacerdote, humanista e historiador español, pero sobre todo cuando ya, en plenos siglos XVI/XVII, la figura de nuestro don Gil había sido ya utilizada y magnificada (como bien dice Paolo Colliva en su libro "Il cardinale Albornoz lo Stato della Chiesa et le "Constitutiones Aegidiane" (1353-1357) pp. 45/46 en los Studia Albornotiana dirigidos por EVELIO VERDERA Y TUELLS, Vol. XXXXII, Bolonia 1977) segun las necesidades políticas del momento. Este es un dato muy a tener en cuenta desde la 2ª y "plagiada" biografia de Juan Ginés de Sepulveda, ya bien entrado el Siglo XVI.

   2º Es pués otro "craso e importante error" de JGGV, de hacerle, en esta biografia y en otros varios escritos suyos que citaremos mas tarde, que don Gil estudiara su Doctorado en Derecho Canónico, en la Universidad de Montpelier - ¡que no podemos encontrar ni una sola fuente fiable de su erronea afirmación! - lo que, por el contrario, tiene una veraz, importante y muy especial repercusión, en mucha parte de su vida y de sus obras, como cardenal presbitero de San Clemente y obispo de Sabina, es el hecho de haber hecho sus estudios de los dos Doctorados, en lugar de Montpellier en la Universidad de Toulouse, (hasta reiterados muy inicialmente, en el mejor libro que sobre el Colegio de España se ha escrito hasta hoy y que hemos citado reiteradamente en nuestros posts, al referirnos a la obra de Berthe M. Marti "The Spanish College at Bologna in the Fourteenth Century" Philadelphia, University of Pennsylvania Press, p. 13)

   Ahora bien, estos datos el "milagrero" de su infancia así como el dessarrollo universitario en "Toulousse" de su juventud, que no solo desconoce si no que, ni siquiera cita en ningun momento JGGV, nos dan pie ya, para iniciar, quizás mañana, con un mayor y mas detallado desarrollo, sobre este craso e importante error de sus estudios en Montpelier, lo que no puede hacerse justificar, como puerilmente lo justifica JGGV, en <sacar dos cuadrúpedos por la frontera de Besalú> por muy familiar, que lo fuese del propio infante de Aragón, don Juan, arzobispo de Toledo.

    Muchas y tantas de las excelsas acciones en beneficio de la Iglesia romana y católica, a los que con mas tiempo y mas detalle nos referiremos en adelante, tienen su origen en hechos que totalmente desconoce JGGV, como son los importantes y trascendentales estudios de don Gil de Albornoz y Luna en la Universidad de Toulouse, con su Maestro, Profesor y Abogado en ejercicio Étienne Aubert, quien es además una figura clave en el Colegio cardenalicio de Avignon y en el Papado, en los mismos tiempos y en las mismas épocas, que nuestro pobremente biografiado por JGGV sobre el creador de la Domus Yspanica en 1364, el cardenal Albornoz.

   Basten por hoy estos dos graves errores iniciales, precisamente en los dos primeros parrafos de la Biografia que JGGV le dedica en el 2010 a [ÁLVAREZ] DE ALBORNOZ, GIL en la cits. pps. 426-433, ni mas ni menos que en el Vol III del prestigioso Diccionario Biográfico Español, de la Real Academia de la Historia, que nos ha legado nuestro inolvidable Gonzalo Anes y Alvarez de Castrillón, Marqués de Castrillón, q.e.p.descanse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario