lunes, 4 de enero de 2016

El dolor pasa pero la ilusión permanece siempre.....mientras haya vida



   Mi post de ayer, aunque parece totalmente negativo, tiene un componente "misterioso"'que es preciso conocer y no olvidar nunca. Se trata de uno de los ingredientes vitales que componen el conjunto del ser humano y que simplemente se denomina LA ILUSIÓN.

   Es casi contradictorio: Dolor e Ilusión, pero que son complementarios.

   Pongo un ejemplo, que casi es el mío. Un fuerte ataque de ciática que hasta te impide apoyar el pie en el suelo, produce un dolor incalculable que, sólo quien lo haya padecido, me puede comprender. Pero si la vida del ser humano se encuentra permeáda, rodeada e inmersa en proyectos positivos que llevan inmersos el deseo de su logro y consecución,  (lo que no ocurre en un instante sino a lo largo de parte o de toda la vida) puedo afirmar, por experiencia propia que el dolor, por muy denso e intenso que sea, nunca está solo, aislado, como la única parte de ese momento vital, porque existiendo en el ser humano, en su espíritu y especialmente en su mente, la oscuridad y la soledad del dolor, siempre tiene y queda el pequeño o gran atisbo de la ilusión por lograr, perfilar y llegar a conseguir el proyecto ilusionante que nunca desaparece..... aún en medio del dolor.

   Ni que decir tiene que la palabra, la llamada de un amigo, abre el horizonte, a veces incalculable para poder seguir vivir el proyecto, aún en medio del dolor físico, moral y hasta psíquico

   En dos palabras, para mi y a mi proyecta edad de 81 + la Fundación Los Alamos, sus fines, sus componentes y los seres humanos que estamos "envueltos" en ella es mi rayo de luz, mi horizonte sin límites y el VENCEDOR del dolor.

   No se sí me explico bien pero, al menos, lo estoy intentando.


   




No hay comentarios:

Publicar un comentario