martes, 15 de marzo de 2016

Vivimos en un "Cambio de ciclo" y en un "Cambio de modelo": de los regímenes democráticos a los totalitarios.



   Como comentabamos ayer las elecciones del pasado domingo en los tres "Länder" de la República Federal Alemana, han producido la intromisión en el Régimen democrático alemán de la semilla que hizo nacer y germinar en Francia el Frente Nacional, en Grecia del Amanecer dorado, en Dinamarca del Partido Popular (DF), en Austria del Partido liberal (FPÖ) en Inglaterra del Partido de la independencia del Reino Unido (UKP) y del Partido de la Libertad (PVV) en Holanda, sin olvidar que en la RFA, la Alternativa para Alemania (AfD) están implantados y con visos de consolidarse.

   Curiosamente no se puede olvidar, que en torno al día de hoy (en concreto el 18 de marzo del 2011 comenzaron las protestas en Daraa  al sur de Siria) son ya 5 años de guerra fraticida, que se originó con motivo de las Primaveras árabes de las que no ha quedado en pie mas que la positiva evolución de Tunez. Que haya mas de 250.000 muertos; 1.000.000 de heridos; mas de 4.500.000 exilados; 6.500.000 de desplzados interiores en la Siria de hoy, es casi un lugar común, que conocemos todos. El millón de refugiados sirios en la RFA, y las masas en vias de llegar, a través de Grecia, y desde Turquía, así como oos Muros de Contención que ya se han levantado (con las "trtistemente conocidas" concertinas que ya se utilizan también en la Vallas de Melilla), en la mayoría de los países del este europeo, en Hungria, Croacia, Serbia y Macedonia, son el producto de una incierta, indecisa y confusa posición de los 28 gobiernos de la UE. que no parecen mas que tomar el camino hacia el desconcierto de impedir a los ciudadanos que huyen de la guerra y de la inseguridad, como estamos viendo en los Media, con imagenes horripilantes, como las reproducidas hoy de los mas de 2.000 emigrantes que trataban de huir, a través del rio Suva Reka, hacia Macedonia, después de días y días de confinamiento en el desgracidamente ya bien conocido campo de concentración de Idomeni, localidad, ya casi tan conocida como la isla griega de Lesbos.

   Todo ello está creando, afianzando y perforando las proclamas y las conciencias de lideres politicos que se reflejan en la resultado de las votaciones del domingo en Baden-Würtenberg; Renania-Palatinado y Sajonia-Anhalt, que hemos comentado al inicio de este mal escrito, y mal perjeñado post de hoy.

   No se puede olvidar que toda esa trama de partidos totalitarios, que van naciendo, no solo con el apoyo de estos Refugiados que tratan de evadir de la zona de peligro vital en la que viven, y esos casi cientos de Campos de refugiados en Libano, Jordania, Turquía y Grecia, no son los unicos que han provocado esta situación, casi mundial de pasar de regímenes democraticos, a regímenes totalitarios que parece ir rondando el 2016 en el que vivimos.

   Por si fuera poco, la peligrosísima irrupción de Trump en las primarias a las elecciones en los EE.UU. y la penuria y gravedad de la situación de los dos grandes lideres en el Brasil actual, como Vilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva no hacen mas que ponernos en la tesitura de ir pesando, sin querer admitirlo, que el mundo atraviesa por unos momentos de intenso "Cambio de modelo" de convivencia, de gobierno y de modalidades de la vida en común.

  De Celtiberia no queremos ni hablar. La situación de Rita Barberá, los centenares de políticos perseguidos por la justicia, para encontrar el foco de la corrupción, la situación de enfrentamientos en los Partidos emergentes, como Podemos, dan idea de que realmente la Sociedad atraviesa por un "Cambio de ciclo" y un desgracidamente "Cambio de modelo" en política, en cultura y en economía, que llevan una velocidad de cambio, como nunca se había conocido en el mundo.

  Pero sinembargo, las dificultad de las conversaciones de Ginebra sobre Siria, se ven hoy mas esclarecidas con la muy positiva decisión de Putin de retirar la mayoría de sus tropas establecidas en mas de media docena de Bases rusas en Siria.

  Con todo, y a pesar de todo, no hay que perder la esperanza. Lo digo con el convencimiento de mi edad y de mi deseo de bien, que como yo tantas y tantas gentes, que observo en el deambular de las calles de Madrid, estoy seguro que sienten y presienten que va a producirse, en algun momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario