jueves, 14 de julio de 2016

Diversos Tsunamis y.... "tsunamitos".... que hay que saber como desbrozar y analizar ....bien.


  Dada la situación actual, hay que profundizar en lo que ha llegado y lo que va a llegar, pero también en lo que "se pretende" que llegue, desde el Brexit del día 23 de junio, pero que ni va a tener fuerza, ni continencia, para podernos explicar como y en que situación estamos ya viviendo, en el Planeta Tierra.

   Y lo vamos a tratar de explicar breve, concisa y eficazmente....speriamo!

   El gran tsunami que se inicia sobre nuestras vidas, nos va llegar desde los siguientes temas:

      1º.- El cambio de gobierno en el Reino, todavía "Unido".

      2º.- La continuación, quizás acelerada y permanente, de la llegada de Refugiados a la actual estructura de la UE.

      3º.- La eventual, posible y quizás hasta necesaria, modifiación, re-elaboración y sin duda nueva estructura, de la actual UE. que desde 1957 con el TRatado de Roma, cada vez se nos presenta mas preciosa, precisa, pero muy contradictoria, aunque evidentemente coincidente, con un gran tsunami, casual y sincrónicamente producido, por y desde la muy reciente decisión inglesa (solo por un 4% de los votos) de afianzar el Brexit.

   El, o los, pequeños tsunamitos, no menos importantes, pero algo mas tangenciales a los que se produzcan en Europa, nos van a llegar también desde estas tres direcciones, localizadas en America y en Asia, fundamentalmente:

      1º.- La creciente agudización, en los EE.UU. del profundo, arduo y peligroso problema de la discriminación racial.

      2º.- El importante y peligrosamente universal problema del cambio climático y el profundo deterioro de todos los ecosistemas planetarios, también desde los EE. UU. (y el resto de America) , China (y el resto de Asia) y sin duda, en mucho menor nivel, desde los países petroliferos/carboniferos, de bajo nivel de desarrollo, en África.

      3º.- Finalmente, la globalización y sus amargas, evidentes y muy peligrosas consecuencias del aumento del gap entre los, muy pocos países desarrollados - tant pour dire - y aquel centenar o mas de países, todavía deseando una equivocada industrialización, que hay que cambiar - especialmente con la penetración de la Internet, de Banda ancha, a través de los satélites SES - a unas economías y desarrollos de la cantidad/calidad del conocimiento y de la información cualificada, que les llevará a alcanzar el nivel de desarrollo conjunto y equilibrado, en el siglo XXI, en cuya ambivalencia, pero cada vez mayor conocimiento - y perdonéseme la reiteración - estamos ya casi todos viviendo, en la teoría y/o en la práctica. 

   Quedan muchos menores, aunque en cierto modo universales, tsunamitos sea por su calidad de fondo, sea por su antiguedad secular, en el mantenimiento de sus viencias, que tendremos que analizarlos, aunque sea fugaz y somera, pero firmemente, que son lo sviluppo dei gruppi que como el de la Asociación del Cardenal Albornoz y/o del Colegio Español de Bolonia, siguen sin percibir, sin conocer y por supuesto sin aplicar, los modelos, los moldes y/o los modos en los que tienen que desarrollar su visiones y conceptos de la actualidad, de la modernidad y de la permanente excelencia, para los que fueron creados, hace mas de VII siglos, y que desafortunadamente, los "supuestos" dirigente actuales, sea de la propia Domus Hispanica o de la Asociación Cardenal Albornoz desean, pretenden o quieren modernizar, con "supuestos" esquemas/diseños de modernidad y/o de actualidad, con unos modos tan erroneos como erroneos son sus puntos de partida y la divisón, agudizada en el ultimo decenio, de la unidad con la que fueron creados por su previsor, anticipador y sin duda magnifico artífice de todo ello, que fue don Gil de Albornoz y Luna, personaje de enorme densidad, calidad y prognosis, del que no se ha vuelto a escribir un libro, desde 1950, cuando uno de los Colegiales, Juan Beneyto, llegó a llamarle....ni mas ni menos (muy dentro de las teorias politícas totalitarias, anteriores a los mediados del siglo XX) como Caudillo de Italia y otras cosas, que preferimos no citar.

   Hoy, para los tres grupos generales, desde los que vamos a recibir los Grandes Tsunamis, y los tsunamitos en la vida en general, como en las Instituciones, como la que venimos de citar, de la ASociación Cardenla Albornoz, una NORMA/VALOR que vamos descubriendo su eficaz aplicabilidad, con rigor y con exito, que sencillamente se llama TOLERANCIA, palabra/concepto/valor con el que queremos terminar este post de hoy, que es solo el anuncio de otros muchos mas, en un futuro a muy corto plazo, que quizás ya están contenidas en este mismo "blog de los alamitas", pero que por haber pasado ciertos años desde que  fueron concebidos, escritos y publicado, repito que en este mismo blog, nos vamos a permitir, en un próximo futuro, irlos repitiendo....... con tres básicas finalidades/pretensiones: El concimiento de la personalidad y las obras del insigne e inolvidable, Cardenal presbítero de Santa Sabina y del título de San Clemente, don Gil Egidio Álvarez (Carrillo) de Albornoz y Luna, Delegado apostolico en Italia y Legado a latere en Italia, de su Santidad el Papa, a la sazón, todavía residente en el "destierro de Avignon"; Su espíritu, sus valores y sus vivencias a lo largo de su vida y, finalmente, Su permanencia, a lo largo de muy diversos VII siglos, y la llegada de su obra, y de su espíritu, a este año del Señor del 2016, uno solo anterior al DCL aniversario de su fallecimiento, cuando hay que que conocer; que saber y que ejecutar su espíritu y su voluntad, al menos a través de una somera y rápida re-visión de su Vida, de su personalidad, de sus obras y de su espíritu, para trasladarlo, con correción y verdad, al momento en los que, sus felices herederos, estamos viviendo, a lo largo de este año del Señor del 2016, vísperas del 2017, cuando se cumpla el 24 de agosto del 1367, desde Viterbo y desde el mundo, los 650 años de su fallecimiento.

  Lo veremos, a lo largo de los poats que vamos, modestamente, a repetir en este blog, en un muy próximo futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario