lunes, 29 de agosto de 2016

Ante la situación politicamente creada en España, por la negativa del PSOE a abstenerse en la 2ª votación de Investidura de Rajoy, reitero mi post de 18 de diciembre del 2015


   


La "Cultura del pacto" en el siglo XXI y en la mayoría de las esferas de la vida política, social, cultural, económica y biológica. (Reiterado el 12 de mayo del 2015) del que hoy no cambio ni un ápice.


   Resulta prácticamente incuestionable que hemos atravesado, en el último Siglo XX y coincidiendo con el cambio de Siglo, unos acontecimientos que nos han llevado, en un rápido resumen, a la aparición, firme y decidida, de una nueva "Cultura del pacto" que sustituye a la de la permanente bipolaridad, agresiva y descalificadora, en la que vivíamos inmersos, quizás debido a los últimos y sangrientos acontecimientos de las dos inmensas, crueles y trágicas contiendas mundiales, (GM1 y GM2) en las que, en solo una de ella, fallecieron, por los ataques mortales del otro bando, mas de 70.000.000 de personas. Las crisis financieras y monetarias aumentaron los desequilibrios. Esto crea no solo un ambiente sino, lo que es peor, confirma unas dimensiones del ser humano, en las que "El Pacto" se substituye por la Agresividad, la Descalificación permanente y lo que no es menos, la constante y profunda agresividad en el trato mutuo, sea social, económico, cultural, por supuesto político y hasta el biológico, en la manera en que, modestamente, lo vamos a tratar de clarificar a continuación.

   El o mejor "La Cultura del Pacto" se apoya en los siguientes hechos y razonamientos:

   1º.- Necesidad local y casi global, de compartir, esencialmente actitudes de solidaridad y de generosidad, a corto, medio y esencialmente a largo plazo, en indudable beneficio mutuo.

   2º.- Necesidad de saber escuchar lo que dice el pueblo, en sus manifestaciones, opiniones y acciones de muy diversa indole.

   3º.- Necesidad de llegar a acuerdos programáticos, en los que se expliciten las posiciones concretas, del anteriormente citado, básico y nuevo "estado de espíritu generalizado".

   4º.- Se trata, en resumen: de un cambio de actitud, de la confrontación agresiva y descalificadora del bipartidismo y las mayorías absolutas, a una gobernabilidad que requiere necesariamente de Acuerdos.

   5º.- Se trata de que los políticos, al hacer política, que es su cometido esencial, lo hagan siempre atendiendo lo que dicen y expresan, clara y persistemente, sus electores, no su grupo político mayoritario.

   6º.- Y finalmente, auque no hemos hecho mas que iniciar el desarrollo del tema de la "Cultura del pacto", tener muy en cuenta que el Planeta, lleno de limitaciones, está en un perido de una muy rápida y anteriormente desconocida evolución, por lo que se requiere actuar con velocidad en la apliación permanente de esta "Cultura del pacto o de los pactos", en todos los subsistemas políticos, culturales, económicos y biológicos, según la ya tan citada "Filosofía sistémica Básica" del Prof. y Maestro Mario BUNGE. 

   El bipartidismo imperfecto que ha predominado en España, practicámente desde la Constitución de 1978, se enfrenta a una prueba decisiva, iniciada, por decir una fecha, en las manifestaciones populares del 15-M y de las acampadas en la Puerta del Sol y en la Plaza de Catalunya, como en las de tantas otras ciudades, cuyos orígenes cientifica y metódicamente los tiene estudiados, con todo rigor, el Prof. murciano-hellinense, Daniel Castell, en su libro "Redes de indignación y de esperanza", Alianza Editorial, 2012, que por la nítidez y claridad con que se expresa la nueva actitud, en la página frontal del citado libro, nos permitimos reproducirla a continuación, aun muy conscientemente de que ya lo hemos hecho antes en algún otro post. Helo aquí, bajo el lema de que, una imágen vale mas que mil palabras:

Las manos levantadas, signo generalizado de protesta y disconformidad, que se mantuvieron durante semanas en la ocupación de la Plaza de España y la de Catalunya, y de otras muchas a lo largo y lo ancho de todo el planeta, fueron el simbolo de una verdadera evolución de la conciencia del ser humano, que intentaba, y va consiguiendo, un mayor reflejo de sus sentimentos y pareceres en los grupos dedicados a representarles en los organanos parlamentarios.
  Es evidente que el reflejo de todo ello tiene como primer objetivo la conformación, distribución y planteamientos de los Partidos políticos, hasta ahora en España y en los últimos 35 y pico de años, que se han distribuido el poder, naturalmente en elecciones libres, pero de modo bipolarmente mayoritario, en cuyo desarrollo de los ideales que se supone representaban a sus electores, han primado mas los intereses de partido que el de los ciudadanos.

  Esto nos ha llevado, después de la explosión espontanea del 15-M a unos grupos políticos, que como Podemos y Ciudadanos, están dando un juego, inesperadamente muy importante, en el gobierno de España y en la vida de los españoles. Pero hay mas, a la vez que se aumenta la dimensión de estos dos Partidos políticos emergentes, decrece, en considerable numero, la importancia, todavía muy cercana de los viejos Partidos políticos, algunos con mas de 130 años de existencia como el PSOE, y otros derivados desde antes de la propia transición, como son AP. UCD y el PP.

  Sin embargo a pesar de haber tenido gobiernos monocolores, es una realidad que, en algunos tiempos del pasado se lograron acuerdos, para obtener la mayoría con grandes concesiones a los grupos nacionalistas, que hoy no pueden entrar en el juego nacional, al exigir, plantear y ejecutar sus propios y bien definidos intereses soberanistas, independendistas y secesionarios. Hay pués, que buscar otro camino, que junto a los datos que indicabamos en el parrafo anterior, nos hacen llegar al momento, en el que g.a.D. nos encontramos de la "Cultura del pacto".

  Este es el tema básico, al que hay que prestarle no solo la debida atención, sino llevar a cabo su aplicación y ejecución.

   No caben mas que dos sistemas: o gobiernos de coalición de fuerza, mas o menos semejantes, o Gobiernos de minorias/mayoritarias, como resultado del proceso electoral, que gobierne con pactos precisos en temas precisos. Es decir estamos inaugurando los españoles y todos los residentes extranjeros en España, y en la primavera del 2015, un nuevo modo de llevar a cabo las funciones eficaces de gobierno, que es sencillamente lo que hemos tratado de describir y denominar, como la "Cultura del Pacto".

   Naturalmente los dos Partidos en esta situación de "equilibrio" de la gobernabilidad de España, son sin duda Podemos y Ciudadanos. Todo entrará en unas mejores vias de realización práctica, eficaz y útil para los ciudadanos, cuanto mayor sea la:

   * La capacidad de llevar el timón y el nuevo modo de mando en la agrupación.
   * La constitución de equipos eficaces, conjuntados y coordinados en cada grupo.
   * Las actitudes generales y concretas ante la vida y las hechos globales, nacionales y locales.
   * La creencia y el convencimiento de que se han acabado las mayorías absolutas.
   * Pero se han acabado tanto en el gobierno como en la oposición.
   * La solidaridad, la igualdad y la libertad es de todos y debe aplicarse a todos, dentro y fuera de la política.
   * Comienza a estructurarse un nuevo mapa político cuyas bases son "con quien y para que" voy a pactar.
   * Habrá que cambiar la Ley Electoral.
   * Igualmente habrá que acordar un Pacto conjunto contra la corrupción.
   * Así como la firme persecución del fraude fiscal.
   * Con apoyos decididos a las clases medias y bajada de impuestos, en general, nacionales, autonómicos y municipales.
   * Coherencia en las políticas económicas para el Siglo XXI.
   * Hay que ponderar y afianzar la imaginación y devolver la ilusión al ser humano.
   * Estos fenomenos se van a reproducir en todas las Comunidades autonómas, nacionales y municipales.
   * La agricultura, la educación, la sanidad deberán contar con un importante % del PIB. Todos ellos pero especialmente la educación, deben ser continuados en planes de cuatro años y muchos mas. No puede pensarse en unas leyes de Educación distintas y solo para cada gobierno.
   * Y es esencial recuperar, pasar y devolver a los ciudadanos un "estado de ánimo" en el que nos encontremos valores, que hay que practicar primero y permanentemente difundir después, de humildad y honradez/honorabilidad y poner el listón muy alto, pensando en proyectos para una década, en una Europa Unida y con el convencimiento de que estamos ya adoptando "valores y esquemas" de una época de "cambio de ciclo y cambio de modelo" en la que ya estamos definitivamente inmersos y viviendo a diario.    

  Estos importantes elementos, debemos ser muy conscientes de ellos y sobre todo su profundidad y permanencia en los grandes partidos emergentes, que como Ciudadanos y como Podemos deben tenerlos como primer lema educativo en sus afialiados y primer tema, como base de exposición de sus actividades especificas, en el entendimiento de la diversidad de ambos contendientes, porque la idea de contienda, con todos esos elementos, núnca puede estar fuera de la vida politica, económica, social, cultural y biológica.

  Para terminar, esta cultura del pacto, firme, decantada y probada, debe aplicarse, en otros muchos casos, y con mi natural preocupación en los posts, de este viejo blog, a la organización, desarrollo y convivencia en la ya bien analizada y explicada Domus Hispanica, a la que volveremos con exclusividad en otros posts posteriores, cuando llegue su debido momento.    
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario