sábado, 29 de octubre de 2016

Lo que hubiera podido ser "Losabadosdelosalamos" una educación sistémica para niñas y niños.


   La providencia digital, ha querido que le dedique un post especial a este tema  con el que habríamos querido inaugurar los Programas del Curso 2016/2017 en la Fundación Los Álamos, y que no ha podido ser....lo hemos tenido que posponer a la primavera, en lugar de el Otoño.

   Los hechos son los  siguientes: yo de sobra conocía la huerta de Los Álamos, pero mi rutina normal era ir a mi Estudio/Biblioteca y subir o bajar a la casa de mi Abuela Josefa. Total que nunca anduve ni me pasee por la huerta en si. Pero ahora, al cambiar de mediero/aparcero, de José Gonzalez Turpin a Manolo "el mona" me ha producido, junto  la visita de Pascual "el tomillo" una sensación de ver el estado ruinoso, catastrófico y por decirlo suavemente el "estercolero profundo" en la que José Gonzalez Turpin (Pepe) ha convertido el jardín que era esta huerta, en un lugar tan privilegiado, a 50 metros del Reino Segura, y bordeada por la milenaria Andelma, como la cuidaba el mediero anterior que tuvimos al fortuna de tener, Manuel Hortelano, y Juan su hijo, y casi toda su familia, Piedad, Juana, Pascual, que venía a ayudar a su padre.....a tener el jardín de "Los Álamos" en las condiciones inmejorables y exquisitas, en que las tenía Manuel Hortelano - uno de los Aristócratas de la agricultura en Cieza - PERO el derrumbe, el descuido, el abandono, la pocilga en la que la ha convertido José González Turpin, por su holgazanería, su vaguedad y mas que todo su desconocimiento de la agricultura, han hecho que lleguemos a la situación tremenda en la que estamos hoy y que no ha obligado a tener que aplazar nuestros Programas de inauguración del Curso del 2016/2017, hasta la próxima Primavera, porque la limpieza de la porquería actual, ribazos de la Andelma, que tienen mas de 2 toneladas de excelente tierra de tahullas, el bosque de zarzas, la maleza acumulada por toda la huerta, hacía prácticamente imposible, traer aquí a niñas y niños que aprendieran "por descubrimiento" desde los valores de la convivencia, la tolerancia, en sus vidas, rodeados por la propia naturaleza, porque estaba oculta tras la maleza que ha inundado esta otrora maravillosa huerta, por la desidia, la holgazanería y el desconocimiento de la agricultura (amén de ser un vago considerable) que han adornado al hombre que por incitaciones de su Suegra, nuestra querida Leonor Avellaneda, ha estado aquí, ni mas ni menos que 20 años, por que ella nos dijo, cuando falleció el pobre Manuel Hortelano, y su hijo Juan decidió dedicarse a otras cosas, que tomáramos a su yerno que era de las tierras, cuando en realidad estaba sirviendo cañas y tintos un un bar.

   No digo mas, creo que ya hay motivos suficientes para entender porque hemos retrasado nuestros programas, desde losabadosdelosalamos, a los textoscompletosdefloridablanca, pasando por un Dialogo en el huerto, "Cuando Virgilio tomaba las aguas en Fortuna" por nuestro eminente bolonio don José Luis Moralejo, y quizás apuntar hacia algunas medidas eficaces y practicas, para terminar con la enfermedad mortal que ataca, daña y sufre el Mar Menor y de paso recomponer la propia situación de la "Fundación Los Álamos" que también necesita de una tercera revisión, para lograr mayor eficacia, una mejor composición de sus directivas, y un nuevo modelo que se explica, quizás con demasiado detalle, en mi ultimo libro "Encuentros en la Tercera fase" ("Petite historie" de la Fundación Los Álamos), que presentaremos en su momento y lugar oportunos...y quizás con este lamentable estado de nuestra sede y de nuestra huerta, sirva para un mejor beneficio:  Arreglarla, como es debido, a lo que me voy a dedicar con todas mis fuerzas y con la ayuda de Manolo "el mona" y con  la ayuda, de otro de los aristócratas de la agricultura en Cieza, Pascual "el tomillo".

   Ello nos va a llevar tiempo, pero ello, a su vez, nos va a devolver la belleza, la naturaleza en su estado puro, y sobre todo la realidad de que todo tiene remedio, de que todo tiene solución, de que no hay que pensar en negativo, sino siempre en positivo, y todo ello es lo que queremos hacer con este segundo post en el sábado 29 de octubre, cuando queríamos comenzar nuestra nueva y gran experiencia de enseñar por "descubrimiento" a las niñas y niños, esparcidos por la huerta de nuestra sede y tratando de tener una Educación sistémica.

  Voy a ver si encuentro una imagen que me pueda hacer cerrar este post y este día memorable, en el que de la contrariedad vamos a encontrar el éxito y en el que, de la practica destrucción de la huerta de "Los Álamos", vamos a conseguir seguir adelante, particularmente en estos momentos de cambio de ciclo y cambio de modelo pero especialmente en estos.....no época de cambios, sino cambios de época en los que afortunadamente estamos viviendo ya desde los inicios del siglo XXI.
Esta huerta con vegetales y con arboles cítricos, es lo que queremos tener en la sede de la Fundación Los Álamos
    Y así es donde queremos y podamos vivir en plena naturaleza, la que nos ayude, sin duda de ninguna clase, a ese aprendizaje "por descubrimiento" que queremos hacer a través y con la Educación sistémica, que se basa esencialmente en la Filosofía sistémica básica del prof. y Maestro Mario BUNGE, a quien dedicamos nuestro ultimo libro con la humildad y la amistad que todo él lleva consigo, especialmente respecto a este gran Maestro de la ciencia y de la vida.

   Añadimos una imagen mas, y cerramos este post en este día memorable del sábado 29 de cotubre del 2016.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario