sábado, 26 de noviembre de 2016

Otro "Intermin". (Historia II) El pueblo de Cieza "La perla del Segura": El Horno de la Vda. de Felix.


  Hablando de la "Perla del Segura" puedo continuar el Interim, que nos hemos propuesto de "reposo" hasta el 2 de mayo, en la FLA, cuando quede arreglada, como Dios manda, la Huerta/Sede que la cobija.

   Hoy voy a decir cuatro cosas, de una de las Instituciones, antigua de mas de un Siglo, que es el "Horno de Felix" creado en el 1920, por Antonio García, luego siguió la Vda. de Felix y Antonio Gómez, padres de la actual gestora y organizadora general Piedad, hija de mi inolvidable mediero Manuel Hortelano el "aristócrata" de la agricultura, quien cultivaba, acompañado siempre de su perrico que le esperaba en cada caballón, esta Huerta de La Hoya de "Los Álamos" (arboles que crecían con frecuencia en la orilla del Rio Segura), con un esmero y una dedicación, tan perfecta que la puedo describir "casi" con exactitud.

   Piedad regenta hoy el Horno de la Vda de Felix, en la calle Cadenas, nº 15, con una maestría, amasanado. cociendo y sirviendo una cantidad de pan, barras y dulces de todas clases que contienen harina, que se como mi refugio de cada mañana.

  Yo paso por allí, saludo a Toñi, muy buena dependienta y "cantante" y entro al hogar, Juana la hermana de Piedad, me sienta en mi "trono" (un sillón de plástico)  junto al imponente Hogar del horno, bien caldeado, y veo salir y entrar en dicho "focolare" con las largas palas de madera almacenadas justo enfrente, multitud de empanadas, bollos, pasteles de carne, panes y barras de pan - aunque a esto ya llego tarde - pues hacia las 07:00 de la mañana ya comienza el reparto a mas de 6 hornos diversos de Cieza, pero siempre me dan un dulce "sin azúcar" (pastelillos de queso) y gozo del una amistad/fraternidad/hermandad, que me hace recodar los tiempos pasados, cuando Piedad ayudaba su padre, en La Hoya de "los Álamos" a recoger las bajócas, con "guantes" y fumando, en aquellos tiempos un pitillo, de vez en cuando, ante el "asombro" de Manuel y la gozada de todos nosotros

  Hoy la situación se repite, como si no hubiera pasado el tiempo. Felix, su hijo mayor, con el brazo derecho en cabestrillo, por una rotura, que le va a dar muy poco ya, y Alvaro  su otro hijo pasan saludando, y haciendo "cosas" Mi perilla Semnra III que siempre me acompaña, se sienta en mi regazo, al calor del horno, y yo hablo y comento cosas de nuestras vidas, indescriptibles e imborrables.

  Son unos momentos únicos.

  Me siento como en casa y hasta he asido invitado a venir la Noche de Navidad a cenar con todos ellos, en una gran mesa que montan con los tableros y las cajas de plástico de uso en el Horno, un mantel de papel y cubiertos, platos y cubiertos de plástico que irán después del ágape, a la basura y que mucho me gustaría poder asistir, si es que alguna vez tengo la fortuna de poder venir y participar en una fiesta, como muy pocas hay en Cieza, la noche de la Navidad, a la que tanto me gustaría poder asistir.

  Repito que son momentos únicos, durante los cuales yo, esperando que me preparen el pan cortado en barras para nuestras tostadas del desayuno, o algún que otro Pastel de carne, espero con placidez única, en ese lugar, para mi uno de los mas acogedores y bellos de Cieza, "La perla del Segura".

  Luego me voy a ver a Juan y a la Jose en el Bar El Aguila, me leo el Diario de Murcia, "La Opinión" y los sábados el semanario de la "Perla del Segura" "El Mirador".

  Tanto en el puesto de periódicos, como por la calle, me saludan gentes amables y extraordinariamente sensibles al pasado que, no solo me conocen sino que como la hija de Angel Bermudez el Taxista de mi madre....me recuerdan tiempos pasados....que no volverán, pero que se hacen reales en un recuerdo lleno de amistad, fraternidad y eterna permanencia.

  ¿Se puede pedir mas?

   Quizás si, poner algunas imágenes de este lugar tan especial que es el Horno de la Vda. de Felix, una de las Joyas de esta maravillosa y única "Perla del Segura" que es la ciudad de Cieza. Luego con mi Semnrra III, nos bajamos, vía la calle Cadenas, hacia el Muro y a la sobra de sus impresionantes murallas, de piedra viva, voy divisando la huerta inenarrable junto al Rio Segura. Me encamino por el Paseo Ribereño y llego casa, lleno de recuerdos imborrables y de la dicha de encontrar tantos amigos, que permanecen inalterables en el tiempo y en el recuerdo.

  Prometo que cuando aprenda a meter las fotos en ese Mini-Pad desde el que escribo,  situaré alguna foto del Horno de la Vda. de Felix.

  Por el momento y para no cerrar este Post sin la visión de la magnificente huerta de Cieza, pongo un par de imagen de la floración del Otoño, con hice en mi Post de ayer de la floración den Primavera única en el mundo.

El otoño maravilloso y multicolor, tal y como lo recoge el incomparable fotógrafo  Fernando Galindo.
 
Vista general de la huerta de Cieza, con La Atalaya al fondo en plena floración.



No hay comentarios:

Publicar un comentario