domingo, 6 de noviembre de 2016

Una muy mala noticia para Europa, el Mediterráneo y sin duda España y Murcia: la muerte del Mar Menor.


   Es lugar común, dicho repetido entre las gentes que utilizaban el Mar Menor especialmente en Verano y que se quejan amargamente de la situación en la que se encuentra, del olor fétido, del color oscuro, de la demostración palpable de que allí dentro "se pudre algo  y lo que es peor que por mas acciones que toman los políticos, por mas alertas y dichos que producen los ecologistas la cosa sigue igual, peor o definitiva y latentemente en un importante proceso de degradación.

   No quiero ni mucho menos, pues yo no soy ni político, soy ecologista, pero escribo mas que digo, y en ningún caso no soy un Murciano al que no le duela en el alma la situación de esta Laguna salada única en España, por supuesto en Europa y en el Mar Mediterráneo.

   Voy a decir muy poco: solo mencionar el tema. Parece ser, en términos muy generales y muy conocidos, que la reconversión del secano al regadío del Campo de Cartagena, ha invadido de nutrientes, de fosfatos de abonos, las aguas, las algas, los peces y hasta las medusas.

    En mi modesto parecer hay tres operaciones básicas que hacer para salvar la calidad de las aguas del Mar Menor:

   1º.- Proceder a estudios científicos que demuestren la realidad de los hechos contenidos en el Mar Menor.

   2º.- Una vez aceptado como viables, posibles y recomendables, por la comunidad de científicos, dichos Estudios, elevarlos a las mas altas autoridades nacionales e internacionales, con el objeto de obtener los medios necesarios para llevarlos a cabo.

   3º.- Sencillamente ponerlos en la practica-. Llevarlos a cabo. Proceder según indican los previos necesarios e ineludibles Estudios Científicos para poder salvar, todavía si llegamos a tiempo, la calidad de las aguas del Mar Meno,

   Dejo una imagen, que no hace falta, pero por aquello de que vale mas que mil palabras:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario