lunes, 19 de marzo de 2018

PELIGRO a evitar en el centro del Barrio de Salamanca: ayer me robaron "amistosamente" mi Bulgari de oro, en plena calle Jorge Juan.


   No pensaba hacerlo pero creo que el desarrollo de este Post pude servir a algun lector, ingenuo o confiado como yo, que responden en las calles de Madrid, a personas a las que se dirigen "personajes aislados" en plena calle, y en unas horas de Domingo, como me ha ocurrido a mi ayer, y que me siento en la obligación de describir a continuación, con hondo pesar pero muy sinceramente.

  Vamos a hacerlo a continuación:

   1º.-Yo bajaba, como de costumbre, por la calle de Jorge Juan, hacia el Parking en la esquina con Serrano y frente a Loewe, hacía las 13:40, iba con mi Perrita "Semnra" y lleva mi Bolsa de la FLA, en la que normalmente llevo, mi cartera, llaves del coche, y tarjetas a presentar en el Ascensor de bajada al Parking, de Serrano.

  2º.- Mas o menos, en el lado izquierdo de la bajada y frente a la Agencia Españoal, de Protección de Datos, y la Platería de Cristofle, había una chica joven, vestida de negro, normal, que al pasar me paró y me preguntó "Conoce Vd. a Gabriel" "Que Gabriel le dije yo" y me contestó, en un perfecto español, lo que me dió confianza en que la pregunta era honesta aunque me extrañó la contestación "Pués no se, es Gabriel...proque Vd. es de por aquí verdad? Le dije que si y ella continuo, "pués busco a Gabriel que habia quedado en pasar por aquí a recogerme" Pues no se yo nada...y ella contiuó "Puede Vd. dame la hora? y le dije las 2:menos diez, y me contestó "Podría traerme Vd. algunos zapatos...son para mi abuelo", me dijo entrecortada...y a mi se me ocurrió contestarle, iniciando mi camino hacia el parking, "¿Y que número calza su abuelo?" y vivamente interesada en decirmelo, parece que me siguió unos pocos pasos, al iniciar yo mi camino, repito, que hacia el Parking de Serrano con Jorge Juan, pero muy pocos pasos, porque me dijo, "Calza el numero 36" a lo que yo le respondí que no le servían los mios porque yo era del 44, hasta aquí lo que pienso que fue una conversación normal, de no mas de tres minutos...pero al inicio de ella ....

   3º.- Ahora recuerdo, lo que no le dí importancia en aquel momento, repito que al inicio de la supuesta "muy corta conversación" la chica me había preguntado de nuevo "¿Que hora es?" cuya respuesta recuerdo perfectamente, pués miré mi Bulgari de oro, y eran exactamente la dos menos diez, lo que le dije.

  4º.- Al decirle yo que no tenía zaptos, y dirigrme al Parking, me siguió unos pocos pasos y me dijo, "Son para mi abuelo, los necesita así como ropa...¿no tendrá Vd. algo de ropa?". Le dije ya casi secamente "que No" e inicié mi marcha, y le señalé al irme...."Vd. no tiene ni 16 años" a lo que ella me contestó y actuó diciendome "Caculé Vd, cuantos tengo" y algo nerviosamente, porque rozó fuertemente con mi mejilla derecha, me largo dos besos, visiblemente nerviosa, y me dijo, deme Vd. la mano, y al darsela, me dijo "No está no, la otra porque soy zurda" lo hice con la mayor naturalidad y ella, muy rápidamente cruzó la calle, por donde venía un coche que se paró en seco a recogerla, pero un solo instante, ella entró y partieron.

  5º.- Debo confesar ahora, que me quedé algo asombrado, al ver venir un coche, subiendo Jorge Juan, pequeño un utilitario, creo recordar que de un color verdoso claro, y ella, que cruzó muy precipitadamente la calle, por donde no había ningún trafico a esas horas, porque además era domingo, y toda aquella "escenificación del robo" no había durado mas de unos 5' y ella se subió visiblemente alterada, por la puerta derecha del coche, que tuvo que parar, al efecto, y no me dijo, ni adiós, cuando yo ingenuamente intenté saludarla. Ni miró a este lado, solo al otro y el coche partió mucho mas veloz de lo que se arranca, en esa calle tan centrica, y a esa hora en la que eramos "dos gatos" en la propia calle Jorge Juan, casi esquina a Serrano, frente casi a Cristofle, la tienda de Plata.

  6º.- Concretamente debo decir que hasta aquel momento, no le dí mayor atención a nada, me pareció que aquel del coche podría ser el tal "Gregorio"que aquella jóven me había preguntado al principio y como inicio de nuestra "muy corta" conversación" y seguí hacia el ascensor que baja, en la casi semiesquina de Serrano, a retirar mi coche, donde lo tengo aparcado cada día.

  7º.- Curiosamente en el ascensor me llamó mi mujer, diciéndome que ya estaba en la puerta de mi casa en Claudio Coello, donde me esperaba ya, porque antes yo me había detenido un momento, mirando los escaparates de Hackett. Y cuando miré que hora era......no me encontré nunca mas mi reloj de Bulgari, de oro macizo, que precisamente había retirado el sábado por la tarde de una revisión que lo había tenido casi mas de 5 meses.

  8º.- Me quedé absorto, me frotaba la muñeca izquierda....y tardé en reaccionar, solo unos pocos segundos, dándome cuenta que aquella "joven" me lo había robado, con el apretón de manos, "porque era zurda".

No hay comentarios:

Publicar un comentario