lunes, 2 de septiembre de 2019

Bienvenido a Casa, bienvenido a la Vida y bienvenido a la UE. tras el G-7 de Biarritz.


  Es una sensación muy especial, cuando uno llega a casa, después de un cierto tiempo y con motivaciones, tanto las que se dejaronn, como las que se adquiren a la llegada, y eso es lo que a mi me viene ocurriendo desde que mi excelente conductor,  buen amigo, experto profesional y hombre de principios, aunque sobretodo Ivan Ibarrola es de ese grupo, escaso, de buena gente, o de gente buena, que su finalidad es ayudar en todo a todos, y transmitir la felicidad que tan digna, honrada y profundamente el lleva también consigo, a todos y todo lo que le rodea y circunda, aunque sea por poco tiempo.

  No digo nada mas de los habitantes que nos esperaban tamnien en casa, desde la fiel amistad de Gabriel con Semnra, y la maravillosa recepción a SM y a mi, della nostra carissima Patricia, con la que ya tantos conocimientos mutuos tenemos y que han generado tanta amistad, como profundos sentimientos, desde el Selfy del Presidente de la Republica Francesa Emmanuel Macron con su hijo Gabriel y con ella, a la salida de unas de las reuniones, "casi" en mi propia casa, con el Palacio Bellvue con el que han lindaado muchas de las sesiones de este G-7 de Biarritz que está conteniendo los germenes para la transformación que el Siglo XXI hace tanto tiempo que nos pide.

   Seguiremos en otros días sucesivos.

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario