jueves, 31 de diciembre de 2020

Y en el último día, del maldito 2020, solo se me ocurre esto......

  El tiempo, es la vida, si no la hay no hay tiempo. El espacio es el Universo, en el que a la muerte, que toda vida tiene y que muy especialmente la cualifica, el cuerpo se hace ceniza, el espíritu va al SER y el alma al Espacio, infinito y eterno del Universo.

 Esto lo dice un Chino frances, François Cheng, en un libro que recomiendo vivamente, en este día último del 2020 (para recomponerlo todo un poco, o para prepararse a seguir con el 2021 en igual situación, quizás varios meses) que se titula "Cinq méditations sur la mort autrement dit sur la vie" Albin Michel, 2013

 Es un libro fundamental y básico, para poder entender en donde estamos, con el don de la vida; qué destino tenemos, con la segura muerte y varias reflexiones, hasta poéticas, como esta que me permito transcribir en la última y 5ª Meditación: "La mort n'est point notre issue, Car plus grand que nous, Est notre désir, lequel rejoint, Celui du Commencement, Désir de Vie".

 Quizás digan mis amables lectores que es mucho filosofar o poetizar, pero es que, en este maldito pan-demonium, en el que nos ha metido China, por intensa investigación y quizás por "cierto descuido", las vidas de mas de 7.500 millones de seres humanos, en el Planeta Tierra, se han visto alteradas, mucho más y con mayor intensidad que en las anteriores Pestes, por ejemplo las del Siglo XIV (cuando el Papa, en Avignon, debió hacer un Consistorio de los 12 Apóstoles, porque habían muerto de Peste 12 de sus Cardenales) o sin ir mas lejos, la del Siglo XX, mal llamada "la Fiebre Española" en la que se dice que fallecieron mas de 50.000.000 de seres humanos.

 No hay mucho más que decir, salvo que en esta ocasión y gracias a la Ciencia y a los Investigadores, en muy pocos meses, se ha logrado en el Siglo XXI varias vacunas contra el Covid-19 o el SAR-CoV-2.

 Tampoco queremos ni podemos decir mucho mas, pero en el día último del año, no dejan de darse mayoritarias y comunes falsas afirmaciones como que "Imposible tener un año peor", o quizás "El 2021 será sin duda mejor que el 2020" dado que no hay afirmaciones científicas que las sustenten, o si las hay, son muy al contrario.

 Veamos:

 1º.- El 2021, hasta que acaben sus 365 no se sabe qué derroteros habrá tomado.

 2º.- Nadie, en general, habla hoy de la más grave Pandemia climática ya existente y a la que, el 2021 puede añadir un año más de caos, si seguimos como estamos, desde que la Pandemia se declaró, como irreversible, por unos 15.000 científicos, en la AG de la ONU hace ya casi 6 años y desde que se hizo el Tratado de Paris, del que dos de los mayores contaminantes del mundo, los EE.UU. y China o se han salido o no lo aplican.

 3º.- Además, con el Calentamiento Global, actual, las alteraciones existentes ya con los deshielos polares, las subidas del nivel marino y la contaminación por plásticos de los Océanos, han dado pruebas evidentes y palpables que ya estamos en situación extrema, respecto a las aguas y no digamos a los aires grandemente contaminados en las mas importantes aglomeraciones urbanas. Pero no queremos seguir con el detalle, de algo que está muy presente y de lo que sé es muy consciente, por el genero humano, aunque otros tiene que sobrevivir al hambre y a las guerras terroristas o xenófobas y no están para otras contaminaciones tan letales....como las suyas y que sufren a diario.

 Un punto final de uno de los poemas completos de François Cheng, en su 5ª Meditación sobre la muerte...también llamada vida....p.153

          

             "L'heure est donc venue, Seigneur,

             De dévisager la vie

             Selon toi, non selon nous.

             Accompagne-nous jusqu'au bout

             Pour que tout l'or soit sauvé.

             Mais toi, le perdu par nous,  

             Viendras-tu à l'heure, Seigneur?"


 Yo creo que después de esto, no hay mucho mas que decir, en este paso automático de los días, divididos en años, desde que el Papa Gregorio XIII, a mediados del Siglo XVI, estableció el calendario gregoriano.

 Los años no cambian más que cuando hay vida.

 Cuando esta ha pasado, se van haciendo historia, en su conocimiento y recuerdo.

 Pero el presente, ¿está esperando la muerte, con la pandemia del Covid o con la del Cambio climático?

 Reconozco que soy algo grandilocuente o trágico, pero así es...¿sí o sí? Y perdón por la foto, pero ahí está para....reflexionar y actuar.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario