Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Parte III: La nunca llamada "Tercera Legación" de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, en Nápoles. (21)

Imagen
  Evidentemente que la firma, conocimiento y difusión del importantisimo Testamento de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna , firmada en la Roca de Ancona, en la camara alta, el 29 de septiembre de 1364, se corrió como la pólvora entre los eclesiasticos primero, entre el puieblo y osbretodo entre los tiranos y dueños de tierras de esclavos, enseguida, pero muy en especial el tema se difundió en la curia de Avignon y mas aun entre los muchos cardenales, proclives a la estancia en Francia, y sobretodo a mantener todos los ligamentos y conexiones - peligrosas para la Iglesia de Roma - con los Visconti, dueños de la Lombardía.    El cardenal don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo Sabinense, cardenal presbitero de San Clemente, Legado y Vicario Pontificio en Italia, a pesar de todos los pesares del inepto cardenal Androin de la Roche, fijó su residencia en Ancona, que para él y para todos es el puerto que controla la navegación en el mar Adriático y ademas la salida natural de la "

Parte III: 1364 trascripción literal, según el texto que acompaña Juan Beneyto, de las partes que mas nos interesan, como colegiales albornocianos, del Testamento del cardenal Albornoz. (20).

Imagen
   Reproducimos a continuación una de las multiples trascripciones que sobre el testamento de Don Gil se han venido publicando. En ella se demuestra que el documento tiene un interes maximo cuando se le pone semejante portada.    En su día tendremos una versión moderna, completa y actual del texto de este magnifico documento que es el Testamento del 29 de septiembre de 1364 de Don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, pero por el momento y para valorar todavía mas, en la medida que esposible, la excelente Conferencia de nuestro colegial albornociano don Primo Bertrand Roigé baste la trascripción de las partes que mas nos interesan como colegiales albornocianos, de la traducción que acompaña don Juan Beneyto en su libro " El Cardenal Albornoz Canciller de Castilla y Caudillo de Italia " en la sintomatica fecha de 1950 (no comments). Partes del texto del Testamento, traducido del latino,  publicado con el siguiente título. (1). “Eminentíiss ac reverendiss. D -   D. AE

Parte III. 1364 el año clave en la vida y las obras del Cardenal Albornoz. 2ª Parte de la Conferencia del colegial don Primo Bertrán Rogié, sobre "El Testamento del cardenal Albornoz (29.IX.1364)" (19).

Imagen
Capilla de San Ildefonso, en la catedral de Toledo, de la que fue arzobipo primado de España, desde 1339 a 1350 y en cuyo túmulo reposan los huesos de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina y cardenal présbitero de San Clemente, y el centro del espíritu actual de un "visionario" del siglo XIV, cuya visión contenida, esencialmente,  en su Testamento, sigue vigente en el día de hoy y que hay que continuar..... per sempre ¡amén alleluia!   Proseguimos con la Parte IIª de la Conferencia del Prof. Primo Bertrán Rogié, colegial albornociano en la promoción de 1975-1976 y hoy en la cercanía, muy espíritual y real, con nuestro Fundador, tras su fallecimiento, durante el sueño, en la noche del 27 de diciembre del pasado 2014. ___________    Claro que Don Gil no habría podido prever un cortejo tan grandioso. Pero si dispone que en su traslado y túmulo "no haya exceso en las vestiduras de mis familiares, ni en paños de oro y demás cosas". Y que asistan los

Parte III: Reitero que el año 1364 es clave en la vida, la personalidad y las obras de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna. Trascribimos la Conferencia del colegial Primo Bertán Roigé, para celebrar los 650 años de la firma de su Testamento el 29 de septiembre de 1364. (18)

Imagen
El Testamento de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, firmado en la Roca de Ancona el 29.IX.1364 es quizás el hecho mas importante y definitivo en la vida de don Gil.      Inciamos este post relativo al Testamento de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna , obispo de Sabina, cardenal presbitero de San Clemente, Legado pontificio a latere y Vicario apostolico en Italia, con este manuscrito en el que se representa " la visión " de don Gil de presentar, la capilla que piensa erigir en su Domus Hispanica , en honor del papa San Clemente I, de quien toma su título, cuando el papa Clemente VI le consagra como cardenal de la Iglesia católica, en Avignon, el 17 de diciembre de 1350.    El texto que vamos a reproducir a continuación, contiene la excelente Conferencia , pronunciada en el DCL aniversario de la firma de dicho Testamento, en la Sala Ulisse de la Universidad boloñesa, por el Prof. catalán y doctor albornociano, don Primo Bertrán Roigé , con el título " El Test

Parte III: Importancia del año 1364 en los designios y las realizaciones de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna (17).

Imagen
   Creo, sin duda, que de todos los posts que venimos investigando y relatando sobre don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina, cardenal presbiterio de San Clemente y Legado pontificio en Italia, sea en este de 1364 aquel en el que se produce la toma definitiva de posiciones/decisiones , que dejará plasmadas por escrito y que, en breves años, verá cumplidas como una realidad perfecta, anticipativa, permanente, de enorme riqueza y con autenticos visos de eternidad.    Hacemos estas afirmaciones, en el día de hoy, 27 de marzo del 2015 a los mas de 650 años del documento mas importante, su Testamento que siempre intuyó, pensó, y ¡al fin! redactó y firmó nuestro Fundador, a cuyo punto de llegada, debemos dedicar unas cortas líneas, que justifiquen toda la importancia que hemos afirmado con anterioridad.    Recordemos que nuestro Fundador se enucentra " entre dos fuegos " - núnca mejor dicho - los de Urbano V, el papa Guillaume de Grimoard , en Avignon y el clan d

Parte III: Nuevo papa Urbano V, en 1362 e inicio de la toma de las decisiones mas importantes y trascendentales, a lo largo del año 1364, por y para la vida del futuro de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna (16).

Imagen
   Cuanto me gustaria poder ser conciso, claro, coherente, lúcido y concluyente, al desarrollar este importante y clave (a mi entender) post nº 16 de la Parte III de este Volumen que dedicamos a la Vida, la personalidad, el caracter y las obras de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina y cardenal presbitero de San Clemente , que como hemos visto en el post anterior, decidió no acudir al Conclave iniciado en Avignon el 22 de septiembre de 1362, tras el fallecimiento el 13 de septiembre de 1362 del papa Inocencio VI, su antiguo Profesor en la Universidad de Toulousse, compañero en el Colegio cardenalicio, desde 1350 en Avignon, y persona de gran intimidad, con la que concierta y acepta su decisión de nombrarle como Legado Pontificio a latere y Vicario general apostólico en Italia, el 30 de julio de 1353, para lograr 1º La pacificacion de los territorios italianos y 2º Conseguir la vuelta de los papas a Roma.    Son unos datos que aunque sea yo muy reiterativo, no

Parte III: 1362 al 1364 años decisivos e importantes para don Gil Álvarez de Albornoz y Luna. Inicio de las explicacion con detalle. (15)

Imagen
   Terminada el aseguramiento de la ciudad de Bolonia, don Gil con muy variados y diversos desplazamientos,  decide establecer lo que debería ser su Residencia premanente, en Ancona , desde donde observa el mar Adriatico, medita sobre su vida pasada y especialmente sobre su futuro y particularmente establece un lugar, desde la Marca Anconitana, en el que se aseguran las fronteras de los territorios y Estados pontificios de Norte a sur y se tienen una libres comunicaciones con el Mar Mediterreno.    Dejemos ver, en líneas generales,  como se producen los acontecimientos principales:    1º.- El 12 de septiembre de 1362 fallece el 5º Papa de Avigon Inocencio VI,  uno de los mas duraderos (10 años de pontificado ded 1352-1362) y de los 7 Papas residentes en Avignon, solo Juan XXI (1316-1334) le sobrepasa en 8 años.    2º.- No obstante la densidad, la intensidad y las acciones desarrolladas por Inocencio VI en relación a la vuelta de los papas a la sede de Roma, especialmente con la

Parte III: Elementos y "sucedidos" finales en esta Segunda Legación pontificia de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna. (14).

Imagen
  Es muy útil recordar como se desarrollan los acontecimientos, una vez que don Gil Álvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina y cardenal diacono de San Clemente, como Legado Pontificio a latere y Vicario del papa Inocencio VI, reside en Bolonia druante varios meses y como se desenvuelve su mente siempre pensando, en su misión, en su quehacer y en sus actividades con las finalidades que siempre le han acompañado en estas étapas de su estancia en Italia: 1º Conseguir la vuelta de los papas a la ciudad de Roma y 2º Conseguir el modo de obtener, para los estudiantes españoles que va conociendo en Italia y especialmente durante sus meses de vida en Bolonia, la posibilidad de obtener un cobijo desde el que poder obtener una educación de gran calidad como la que se daba en la Universidad de Bolonia.    Es una realidad que la estancia en Bolonia de don Gil, desde el 13 de diciembre de 1360, al 27 de febrero del 1361, le permite primero, conocer mejor la ciudad, en la que va dejando parte

Parte III: Trasfondo, contradicciones y logros definitivos de la segunda Legacion del cardenal Albornoz en Italia (13).

Imagen
  Resulta indudable que la étapa de residencia de don Gil Álvarez de Albornoz y Luna en Avignon, fue algo que interesó vivamente al Pontifice Inocencio VI. Primero porque, a debidas presiones de su Colegio cardenalicio - que desarrollaremos en su momento - habia repuesto con la concesión de la responsabilidad mas importante en toda la Curia que era la Penitenciaria, para la que tanto el papa como el cardenal estaban suficientemente preparados, ya que ambos la habían ejercido en dos ocasiones distintas: antes de ser papa Étienne Aubert y despues de ser nombrado como cardenal presbiterio de San Clemente don Gil Álvarez de Albornoz y Luna.    En efecto, la Penitenciaria tuvo y atravesó unos momentos de intensa profundización de sus actividades, y desplegó un amplio abanico de nuevas acciones. Pero su desarrollo no duró mucho tiempo. Desde Italia llegaban, tanto a los " halcones " como a las " palomas " noticias muy contradictorias, en las que sin dudarlo intervenían