Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Parte III. Continuación de los epígrafes de los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica,. (43).

   Proseguimos con la relación de los Epígrafes de los primeros Estatutos del Colegio de España, reformados en 1375-1377 y aprobados por el papa Gregorio XI en su Bula de 4 de noviembre de 1377, con muy especial atención a los Estatutos vigésimo octavo y vigésimo nono , para recordar el medio ambiente y la mentalidad en las que se escribieron la redacción de los Estatutos de 1375-1377 por Fernando Alvarez de Albornoz, arobispo de Sevilla, Pedro Gómez Barroso de Toledo, Obispo de Cuenca y Alfonso Fernández, arcediano de Toledo y camarero del Cardenal, a pesar de que repetían muy claramente, en su Proemio a los Estatutuos que había que reformarlos, como hemos citado varias veces con anterioridad: por demadarlo así la naturaleza de los tiempos y la condición de los hombres que cada día cambian . Y en alguno de estos Estatutos que citamos hoy, existen dos temas que necesitan una cierta explicación: la frecuencia en los Sacramentos y la admisión de la mujer en Colegio .    Aparte de l

Parte III. Epigrafes de los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica (42).

   Con el fin de agilizar estos últimos Posts, con el objeto de no prologarnos demasiado en la busqueda de nuestra finalidad de lograr conocer " La vida, las obras, el espíritu y la personalidad de don Gil Egidio Alvarez de Albornoz y Luna. ca. 1303-1367" y sobretodo dado el trabajo que debe inciarse, muy pronto, del colegial y Embajador Dámaso de Lario al que nos referíamos ayer, a partir de ahora vamos a llevar a cabo nuestra investigación de la siguiente manera: reproduciremos a continuación y ya en este post, los Epigrafes de los restantes Estatutos de 1375-1377 a partir del octavo Estatuto, en el entendimiento que si hay algún dato de extraorinaria importancia, haremos una muy breve referencia, de unas pocas líneas, dentro de la descripción de los Epigrafes que tan amable como desinteresadamente nos ha sido facilitada, por nuestro buen amigo, colegial y compañero albornociano el Pror. don José Luis Moralejo.    Vamos pués a iniciar esta tarea con la anterior metodolo

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Estatuto septimo. (41).

   Tan importante como la elección de los candidatos, las cualidades y las materias que deben estudiar, es el tema de la cantidad de años que deben o pueden permanecer en el Colegio los colegiales . En este Estatuto septimo, se contiene, muy pormenorizadamente, dicha regulación, que como primera y tan antigua como en la seguna mitad del Siglo XIV, puede aportarnos alguna ayuda, para las futuras y necesarias regulaciones de los próximos Estatutos para el Siglo XXI y para conseguir la continuidad en la cantidad y en la calidad del Real Colegio de San Clemente de los españoles en Bolonia.    Veamos el contenido del Estatuto septimo en la descripción de su epigrafe que nos ha hecho, como siempre, nuestro ya tan citado amigo, compañero albornonciano y eminente Prof. don José Luis Moralejo.     Estatuto septimo: Por cuánto tiempo deben permanecer los estudiantes en el Colegio, terminado el cual, aquí se dispone que se ha de hacer .     Para aquellos que quieren estudiar bien un perio

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Estatuto sexto. (40).

   Estamos ante un contenido muy especial que nos demuestra, claramente, cual era la voluntad del Fundador. Se trata de una combinación de un Colegio edificado con todos los medios de la época y con un estilo muy avanzado, lo que representa, sin duda, en cambio esencial en el modo de acomodarse los estudiantes de los studia de aquel Siglo XIV, especialmente aquellos que no pertencían a una orden religiosa, que lo hacían en dormitorios comunes y no en celdas individuales como en la Domus Hispanica.    Por ello, en uno de los primeros Estatutos, en este sexto, los conocidos redactores e interpretes de la voluntad de don Gil Egidio Alvarez de Albornoz y Luna, obispo de Sabina, cardenal presbitero de San Clemente, Legado a latere y Vicario pontificio en Italia, expresan desde un primer momento que están interpretando la propia voluntad del Fundador.    Veamos su texto, tal y cual nos lo envía el Prof. José Luis Moralejo:    Estatuto sexto: De que no se admite a ninguno cuya renta

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Estatuto quinto. (39)

   Conforme vamos avanzando en los Estatutos nos vamos dando cuenta de la perfección, el detalle, la profunda consideración y conocimiento del texto, y en consecuencia de la volunta del Fundador. Es cierto que son muy detallados y a veces largos, pero considerados en su conjunto y aun separadamente, reconocemos el gran valor que tienen en el proposito de estos posts que es esencialmente encontrar el mejor modo de construir y reconstruir en pleno siglo XXI "La vida, las obras y la personalidad del cardenal don Gil Egidio Alvarez de Albornoz y Luna. ca. 1303-1367" que creo que vamos logrando, en gan parte también en los Estatutos que estamos analizando, y de los que, en su momento, junto a los posts anteriores haremos un último capitulo con la visión, no solo de conjunto, y de las normas reguladoras de los inicios, sino de la docena de puntos no solo válidos, sino esenciales para poder, en plena segunda mitad del Siglo XXI, continuar vigente y eficazmente una obra y una insti

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Comentarios al Estatuto cuarto. (38)

   Queremos reducir a unos breves comentarios, el contenido y el continente del imporante Estatuto cuarto en el que se describen, muy minuciosamente, el modo de admitir y recibir a nuevos colegiales. Lo haremos en dos formas: 1º Las particularidades contenidas en le texto y 2º Las novedades que marcan una tendencia para futuros Estatutos.        Peculiaridades en el Estatuto cuarto, cuando se produce una vacante :        * Se notifica la vacante, rápidamente, en cartas selladas, por sus mensajeros, a los prelados, capitulos y " otros" de los que deben presentar candidatos.        * Que deben traer las respuestas, o al menos, un instrumento público en el que se confirme la presentación de las Cartas.        * Si no hay candidatos debe escribirse una segunda vez a España o a la Curia Romana.        * Se puede recurrir a " individuos privados" para hacer las propuestas.        Cualidades y condiciones de los estudiantes propuestos :        * Se ruega a los

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Texto del Estatuto nº 4 (37).

   Continuando con los Estatutos primitivos, primigenios y primeros, de los que se tiene noticia en la Domus Hispanica boloñesa, vamos a tener que hacer una pequeña Nota introductoria , antes de dar el Texto del Estatuto 4º, para tratar de transcribirlo y finalmente de construir la Nota personal , que constituye la metodología elemental que vamos construyendo, sobre la marcha, en la busqueda del espíritu, desde los orígenes, de unos Estatutos que regulan la vida en la Casa de España, en el atribulado Siglo XIV, y que se han perpetuado hasta el XXI en el que escribimos, con todo respeto y quizás vhemencia en algunos momentos, pero siempre con toda veneración y admiración por un Colegio en el que he vivido y aprendido a vivir , durante los años 1956/58.    Nuestro deseo manifiesto pués, es el de tratar de llegar a la encrucijada, o a la báse mas profunda de esta ilustre Institución de " Enseñanza de excelencia " no solo en la Ciencia, sino también y muy especialmente, en

Parte III. Los Estatutos de 1375-1377 de la Domus Hispanica. Estatutos 1º, 2º y 3º (36).

   Comenzamos, ¡al fin! la transcripción y descripción (en muchos casos abreviada) de los 61 Estatutos y los dos últimos, de la Domus Hispanica, según la versión que hicieron, Pedro Obispo de Cuenca, Fernando Alvarez de Albornoz, arzobispo de Sevilla, sobrino del cardenal Albornoz, y Alfonso Fernández, archidiacono de Toledo y camarero del cardenal Albornoz, y que fueron aprobados por la Bula papal de 24 de noviembre de 1377 de Gregorio XI.    Debemos decir, desde el inicio, que esta no es una tarea muy facil. Trascribiremos los epigrafes de los Estatutos, - repito que según la impecable traducción que nos ha enviado nuestro amigo y colegial albornociano, el Prof. José Luis Moralejo - por que el hecho de verlos juntos, nos interesa en gran manera, pues en ellos se relacionan y se describen todos los temas que consideraron tratar los tres autores y redactores indicados, y que quedan como los temas fundamentales del espíritu y de los deseos del fundador, don Gil Alvarez de Albornoz y

Parte III. Termina la Introducción a los Estatutos de 1375-1377 y se inicia su descripción general. (35)

   En este post anunciamos que queremos terminar con una descripción, muy general, del resto de los extremos que interesa destacar, en el contenido de la carta de Pedro obispo de Cuenca, y en el Proemio de Fernando Alvarez de Albornoz, arzobispo de Sevilla y Alfonso Fernández, archidiacono de Toledo y camarero del Cardenal, previo al análisis pormenorizado, aunque también de modo general, que vamos a realizar a continuación de todos y cada uno de los Estatutos , a los que estamos dedicando más atención, dado el caracter primigenio e inicial de su contenido, que nos pueden llevar a conocer mejor la regulación de la vida y los modos de comportamiento en la Domus Hispanica.    Afirma Pedro IV Gomez Barroso de Toledo, obispo de Cuenca, en la segunda parte de su carta que hemos citado en el post anterior que: " hemos visto los Estatutos del citado colegio y los hemos examinado con diligencia y lo que hemos creido que había que podar lo hemos podado, hemos aclarado los puntos dudoso