Continuo la Introducción a la "Nueva época: donde estamos y que hacemos" (IX)

 

 

 Las bases de nuestras sociedades

 Para ser sinceros y realistas, para efectuar una investigación de laboratorio aún elemental, es indispensable de partir del dato de los 160 Estados soberanos, que comparten hoy le "juego" de la vida internacional - con sus tensiones, sus tentativas de solución, sus sistemas de acuerdos y de coexistencia - que se apoyan en estos dos puntos: antes que nada la definición, adquirida con dificultad y a veces a través de la lucha "física", de la "soberanía nacional", de la "independencia" (¿hasta que punto?) y de la integridad territorial"; segundo, la ideología política tiene su centro en el concepto definido por los filósofos franceses y anglosajones de fines del siglo XVIII: la necesidad de llegar a un "contrato social" o bien a un acuerdo implícito entre los hombres y las fuerzas coexistentes, con dificultad, en las unidades nacionales que se han formado a través de tantas vicisitudes en Europa, durante los siglos precedentes. Una expresión exterior de ese principio no solo en relación al poder, sino y sobre todo a sus representantes que se intentan limitar y controlar de forma racional, es la clásica "división de poderes" Según nuestro punto de vista y para el ciudadano, estos principios se concretan en la inmensa conquista de los "derechos del hombre".

 He aquí las bases.

 Pero es preciso esperar, a continuación, al proceso de madurez de la humanidad para que, se desarrolle una especie de "conciencia activa" en el sistema, nuevo y reciente, de la interdependencia, adelantado por la bipolaridad de las superpotencias, durante el decenio de 1945-55 con la ayuda, nefasta del terrible e inquietante  descubrimiento de las armas nucleares.

 La gran conquista de la humanidad, representada por el proceso de descolonización, un hecho histórico de los años 60', será el factor que hará abrirse la posibilidad de interpretar la realidad de hoy en día, global e interdependiente, para la comprensión de la cual hace falta una interpretación y aproximación "solidaria" y desde el punto de vista metodológico "interdisciplinaria" marcando, en el sentido mas amplio de la palabras, el principio de una "Revolución cultural". 

 Significa todo ello ¿qué nos encontramos frente a un nuevo proyecto? Y ello supone que es necesario afrontar la realidad contemporánea de modo innovador tratando de interpretar el futuro en lugar de analizar el pasado, aprendiendo de un de un modo innovador y dando vida a una dinámica de participación, en la que la cooperación, el dialogo y la empatía ¿Estén en la bases de una nueva forma de aprehender y de valorar los problemas a los que nos debemos enfrentar? A eso nos llevan los razonamientos, en línea con un importante trabajo publicado recientemente por tres científicos llegados al mundo de la filosofía con su fresca sabiduría y partiendo de orígenes culturales tan diferentes, en teoría, como el mundo capitalista de la Universidad de Harvard, el islámico de la de Rabat y el socialista de la Universidad de Bucarest. (Cfrsé. J.W. Botkin, M. Elmandjra y M. Malitza en "No limits to learning") a los que hay que referirse de manera explicita por la importante metodología, muy necesaria para poder observar con realismo, la eficacia, la realidad problemática, compleja e interdependiente, del mundo actual y del futuro.

 Los tres han escrito un Informe cuya parte metodológica es particularmente importante para la tesis que vamos desarrollando en este "laboratorio".  


Comentarios

Entradas populares de este blog

Puesta al día del contencioso sobre Gibraltar

Parte II.- Historia del Cardenal D. Gil de Albornoz, fundador del Real Colegio de España en Bolonia: breve "riasunto" de su primera Legación en Italia del 1353 al 1357.

Prioridades en Canberra 1987