domingo, 11 de abril de 2021

Derechos del hombre: "Protección internacional del individuo " MAE. Madrid, 1963. Mi segundo libro. (05).

  Cierto que si fuera hoy y tras la obra de Harari, lo llamaría, "Protección internacional del humano" pero sea como sea, aquí voy a tratar muy poco, pues este segundo libro que publiqué en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y por el que Fernando María Castiella, me dió la Real Orden de Carlos III, es mucho mas largo, denso y extenso que el anterior, 263 pp. y trata, en su inicio, entre otras cosas, un tema de alta actualidad como se contiene en los primeros IV apartados del Capitulo I: I.- El principio de la igualdad de los Estados. II.- La crisis actual: Factores determinantes. III.- El dogma de la Soberanía nacional absoluta: Su formulación y su crisis moderna y IV.- Consecuencia de la crisis combinada de ambos principios. En cuyo apartado, digo, entre otras muchas cosas lo siguiente:

 "En nuestros razonamientos anteriores hemos intentado ver la estrecha interdependencia existente entre los dos principios analizados. La Soberanía nacional ha postulado la exigencia de la igualdad jurídica en el trato y en el tráfico internacional. Por su parte, el principio de igualdad presupone y refuerza el de la Soberanía en el que encuentra su justificación y la causa de su existencia".

 Por ello, añadimos "La crisis del uno ayudará a la crisis del otro".

 Y ya está bien, dicho en 1963, cuando ni se pensaba en este "tabú". Pero yo continuaba escribiendo, en la p. 46 del cit. libro que: "Conclusiones iniciales: 1. La evidente quiebra del principio de igualdad jurídica entre los Estados actuales. 2. La crisis del "dogma de la Soberanía nacional",  reflejado de una manera muy general en la organización internacional y mas concretamente en los grupos regionales. 3. El fenómeno de la bipolaridad, que acelera, aumenta y asegura esta crisis. 4. La presión internacional de los bloques, impulsará la creación de nuevas técnicas de relación entre los países que están sometidos al flujo de las dos grandes potencias. 5. Finalmente, es preciso observar qué estos resultados, uno de cuyos casos es el nuevo sistema de Protección Internacional del individuo que vamos a analizar en este trabajo.

 Cierto que escrito esto en 1963, nadie nos iba a aventurar en unos 40 años que iba a producirse el 11-S y el 11-M (innecesario describirlos de nuevo) pero en una globalización en la que, (y cito a Harari en sus "21 lecciones para el siglo XXI" p. 131 cuando dice taxativamente que: "Los grandes desafíos del siglo XXI serán de naturaleza global (el subrayado es mío)... y aunque la humanidad está muy lejos de constituir una comunidad armoniosa, todos somos miembros de una única y revoltosa civilización global

  Y nosotros tampoco queremos decir mas, salvo señalar que los temas globales mas acuciantes de nuestra "civilización" son: 1.- Cambio climático; 2.- AI dominando las mentes de los humanos; 3.- La biotecnología alargan la duración de la vida de los humanos; 

 ¿Cómo explicar, pues, la oleada nacionalista que se extiende por gran parte del mundo?..... Si la globalización conlleva tantos problemas, ¿por qué no abandonarla, simplemente? Afirma Harari, y reafirmo yo, en estos momentos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario