España y la cooperación internacional para el desarrollo y mi Artículo en la "Tribuna Libre de El País", de 13 de octubre de 1982. (I)

  Me da cierta vergüenza haber escrito yo, hace casi 40 años este Artículo citado en el Asunto y que sigamos anunciando como "nuevo" algo de lo que yo decía, y voy a citar algunos párrafos en una Tribuna Libre y a cinco columnas del País de 13 de octubre de 1982.

 Vamos a ver:

 En resumen de lo mas esquemático, señalemos lo que los Editores de la Tribuna libre, decían antes y respecto a mi ya tan citado Artículo:

 España es uno de los pocos países de la OCDE que no tiene regulada su cooperación para el desarrollo cuando, de hecho, lleva a cabo una importante actividad en este sector. Sus relaciones de cooperación con Latinoamérica o con el mundo árabe carecen de una normativa y de una asignación de fondos capaz de hacer realmente eficaces estas relaciones. Igualmente, entre las potencialidades que ofrece España para la cooperación internacional se encuentra su posible interacción con el continente africano, lamentablemente abandonada hasta ahora y a pesar de los factores propicios que el autor se ocupa de destacar.

 Esto para comenzar, pero vamos, por el momento, solo al Artículo y después vendrá la experiencia como Director General de Cooperación Técnica internacional, desde hace ya mas de otros "casi" 40 años, exactamente 39 para el primero - fecha de mi Artículo - y 38 para mi nombramiento en 1983, como Director General de Cooperación Técnica Internacional, con Fernando Morán, aunque debo anticipar unos datos, muy personales, pero importantes en relación a los citados Artículo y nombramiento.

 Veamos y pido de nuevo mil excusas por estos datos tan personales, pero importantes para mi, y necesarios para ver como llegué yo a una Dirección General socialista, y sin tener carnet de afiliación al PSOE que entraba com fuerza en el Gobierno de una bien ganado y merecido triunfo en las Elecciones Generales.

 Hay que decir que Fernando Morán, casado con Maria Luz calvo Sotelo, mi SM. y yo, salíamos durante años todos los sábados sin excepción a tomarnos una cena, en Restaurantes modestos y cercanos a nuestras dos viviendas. Años, no si dos, tres o cuatro. En todo caso mi SM. hacía muy buenas migas (hasta psicológicamente hablando) con Maria Luz que padecía una notable Aterio-esclerosis múltiple. Fernando y yo, éramos amigos de don Enrique Tierno, mi Catedrático de Derecho Político en mi Universidad de Murcia, y luego alumno en la Preparación del 2º Ejercicio de Cultura al ingreso en la Carrera Diplomática. Esta relación personal, amistosa y pseudo ideológica, en cierto sentido, crearon una amistad larga, fructífera y muy sincera. Pero un día Fernando llegó a aquella cena habitual, al casi grito insistente y desaforado,  diciéndonos, Me van a hacer Ministro, y así fue. Yo hasta le había acompañado a alguna de sus campañas para ser elegido como Diputado por Jaén. Pero cuando en los primeros días tras el nombramiento tuve esta conversación con él: Te voy a nombrar Subsecretario y mi respuesta fue inmediata y sin tener que pensarla. Imposible Fernando, tu necesitas para ese puesto a un hombre con Carnet y yo no tengo mas que dos, el DNI y el de Conducir, pero....si me apoyas en donde estoy, cuando escribí el citado Artículo del 13.10.1982, del que parece que nunca vamos a entrar en él, si me apoyas, yo desde la Dirección General de Cooperación internacional te prometo que voy a intentar hacerte una Ley de Cooperación internacional y un Estatuto del Cooperante.

 Dicho y hecho, de Subsecretario se trajo a Gonzalo Puente Ojea, y de todos los Directores Generales que nombró, solo yo era el único sin ningún Carnet político.

 Y aquí comienza el Artículo, muy pensado y dejando bien claro que hasta aquel momento...y entro en el tema ¡al fin! pidiendo excusas, por estos necesarios comentarios tan personales que nadie, salvo el propio Morán, desgraciadamente ya fallecido, o María Luz, prácticamente impensante en una Residencia de Ancianos, podrían desmentir.

 Pero vamos al grano. Yo entré en la Sub-dirección General de de Cooperación Técnica y Científica, siendo Director General Manuel Barros, desde el Instituo Nacional de Prospectiva y uno de mis "manifiestos científico-ideológicos" fue el Artículo al que tanto venimos refiriéndonos de El País, en octubre del 82, casi antes de las Elecciones Generales, pero en el que trataba de subrayar y enfatizar lo que era la Cooperación internacional de España con y para Latinoamérica y el Mundo islámico. Fue algo que llamó la atención, del Ministro de Exteriores, a la sazón José Pedro Pérez Llorca, "El zorro plateado" más conocido como Padre de la Constitución de 1978, que como "transitorio" Ministro de Exteriores con Aznar.

 En el citado artículo a cinco columnas, definía desde el inicio que "El establecimiento de una normativa de la Cooperación Internacional para el Desarrollo puede abrir las puertas a una dedicación apasionante para muchos españoles. Decir que, en Latinoamérica, España ha hecho siempre una labor esencial de cooperación sería algo tan evidente como innecesario....España dejó la colonización, en su mejor sentido, hace mas de siglo y medio. El proceso, por tanto, no es comparable con fenómenos de descolonización moderna, de hace escasamente veinticinco años. España produjo un hecho trascendental, que resume todo el sentido de la cooperación: la incorporación de Latinoamérica al mundo occidental, a sus valores y a su filosofía. La cooperación para el desarrollo de España con Latinoamérica y viceversa se plantea de modo distinto - y es inútil demostrarlo por su patente realidad - que la que puede llevar a cabo Francia con su antiguo imperio colonial o el Reino Unido......


Comentarios

Entradas populares de este blog

Puesta al día del contencioso sobre Gibraltar

Parte II.- Historia del Cardenal D. Gil de Albornoz, fundador del Real Colegio de España en Bolonia: breve "riasunto" de su primera Legación en Italia del 1353 al 1357.

Prioridades en Canberra 1987